Los retos y los riesgos a abordar por la industria farmacéutica ante el Covid-19

La respuesta de la industria farmacéutica ante el covid-19

En estos momentos de gran incertidumbre, la industria farmacéutica está poniendo todos sus esfuerzos en proporcionar respuestas terapéuticas a la pandemia por coronavirus, en una crisis sanitaria sin precedentes.

A lo largo de estos fatídicos meses, las compañías farmacéuticas están realizando todo tipo de donaciones (material médico, equipos de protección…) con la finalidad de apoyar a la sanidad y mitigar la propagación de la pandemia. Asimismo, colaboran en investigaciones nacionales e internacionales, trabajan a contrarreloj en el desarrollo de test e incrementan sus esfuerzos para garantizar el suministro de sus productos, focalizando todos los esfuerzos en combatir la pandemia con la mayor brevedad posible.

La realización de ensayos clínicos en búsqueda de la vacuna y tratamientos efectivos, las tensiones de la cadena de suministro, la continuidad del negocio, el riesgo reputacional o el aumento de la exposición cibernética, son algunos de los factores críticos a los que se enfrentan las organizaciones.

La Resiliencia de la industria farmaceútica

Distribución de recursos

Uno de los retos a los que se enfrenta el sector, es la redistribución de sus recursos,  tanto para incrementar la capacidad de producción de medicamentos críticos, como para impulsar la búsqueda de nuevos tratamientos y vacunas contra la pandemia.

Sin embargo, no hay que olvidar los riesgos comerciales a los que se enfrenta el sector. La carrera por ofrecer terapias efectivas hace que la demanda de medicamentos relacionados con la pandemia y dispositivos médicos como respiradores o tests se beneficie. Pero, al mismo tiempo se paralizan las investigaciones o los  lanzamientos de nuevos productos de otras especialidades que estaban en curso, situándose en un segundo estadio.

Una vez la pandemia pase y los proyectos o  lanzamientos de nuevos productos se reactiven, es muy importante que la industria farmacéutica tome medidas para proteger su propiedad industrial.

Ensayos clínicos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto en marcha más de 80 ensayos clínicos focalizados en la búsqueda de la vacuna, en ellos se incluyen: estudios sobre la actual COVID-19, estudios sobre al Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) y el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS). A día de hoy ya hay hasta 20 vacunas en desarrollo aunque los investigadores calculan que no será posible disponer de una vacuna eficaz antes de 12 ó 18 meses.

El ensayo clínico Solidaridad

Tedros Adhanom  Ghebreyesus (Director general de la OMS) ha anunciado la puesta en marcha de un gran ensayo clínico internacional, de al menos diez países (entre ellos España),  llamado Solidaridad.

La finalidad de este ensayo es probar cuatro terapias diferentes para comprobar qué tratamiento es más eficaz. Además los  hospitales y empresas españolas están liderando distintos ensayos clínicos.

La realización de un ensayo clínico es un proceso complejo que exige la contratación de un seguro de responsabilidad civil o la constitución de otra garantía financiera, con el objeto de garantizar los daños y perjuicios que pudieran acontecer en las personas que participen en dicho ensayo, debiendo considerar como asegurados a todos los intervinientes en el ensayo: desde el promotor, al investigador principal y sus colaboradores, pasando por el hospital o centro donde se realice la investigación o el ensayo.

Ciber vulnerabilidad y teletrabajo

El sector farmacéutico siempre ha sido un foco atractivo para los hackers y terroristas cibernéticos. Lo será aún más, por su papel fundamental para ayudar a encontrar una salida a la pandemia.

Mientras que en otros sectores los costes de mitigación y gestión de estos riesgos se han reducido, en la industria farmacéutica han seguido aumentando, al tratarse de uno de los sectores más regulados y con requisitos de seguridad más estrictos.

Ante la situación actual, las empresas han de protegerse más aún.

Los criminales no sólo van detrás de datos personales de pacientes, usuarios y empleados, sino tras el dinero de la empresa, la información sobre nuevos tratamientos médicos, productos, pruebas, patentes…

En el caso del trabajo en remoto, las probabilidades de intrusión al sistema aumentan considerablemente.

No cabe duda que es muy importante estar preparados para hacer frente a los ataques cibernéticos y a los distintos riesgos asociados, no olvidando la necesidad de los servicios de concienciación, evaluación y cuantificación de riesgos.

La cadena de suministro del medicamento

Aunque la pandemia probablemente agravará algunos de los problemas de la cadena de suministro, si las instalaciones de origen se ven afectadas, la industria farmacéutica trabaja en colaboración con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), los distribuidores farmacéuticos y las farmacias, para garantizar que la cadena del medicamento funcione de forma coordinada y eficiente.

El análisis de la cadena de suministro (Supply Chain) identifica los proveedores clave y establece proveedores alternativos, junto con los planes de contingencia que permiten disponer de un plan alternativo para recuperar y mantener la actividad de negocio.

Las soluciones en el mercado asegurador en relación con la cadena de suministro deben adaptarse a la naturaleza cambiante del riesgo y a los efectos de los eventos sistémicos como esta pandemia.

Una vez que las demandas inmediatas de la pandemia disminuyan y el mercado se vaya recuperando, debemos revisar la cadena de suministro y la producción con la finalidad de asegurar la sostenibilidad.

Riesgo Reputacional

La presión para encontrar tratamientos efectivos puede ser una espada de doble filo para las empresas farmacéuticas dado que las declaraciones públicas sobre el desarrollo de medicamentos son seguidas de cerca por los mercados financieros.

Hemos visto como algunas empresas cotizadas perdieron una parte  importante de su  valor de mercado en los inicios de la crisis, para luego ver repuntar el precio de sus acciones. Dicho repunte se produjo como respuesta a informaciones relacionadas con posibles soluciones a la pandemia. Pero, si finalmente no cumplen con las expectativas generadas con sus declaraciones públicas, podrían llegar a ser objeto de reclamaciones de accionistas descontentos.

En conclusión, la adecuada gestión de todos los riesgos, tendrá un impacto claro en la reputación.

La información contenida en el presente site noa.aon.es ha sido elaborada de acuerdo a la experiencia de Aon, en su condición de correduría de seguros, para cada una de las soluciones y tipos de póliza, pero en ningún caso prejuzga la existencia de cobertura aseguradora, ni en modo alguno podrá interpretarse como asesoramiento legal u opinión jurídica. Dada la compleja situación existente, en la que se está aprobando distinta normativa por parte de las autoridades gubernativas y las dispares interpretaciones que pueden derivarse de dicha situación -a efectos de las coberturas contenidas en las pólizas-, recomendamos que consulte con sus asesores legales como proceder en cada caso concreto.

El alcance de nuestro trabajo, incluyendo la actividad de asesoramiento y soporte en siniestros a compañías clientes, sigue siendo el contenido en nuestro acuerdo de condiciones de servicio (TOBA).

Aon Gil y Carvajal, S.A.U. y las sociedades de su grupo empresarial no asumen responsabilidad de clase alguna frente a cualquier tercero incluyendo el destinatario del mismo, en relación al contenido del presente site noa.aon.es. En todo caso, si alguien decidiera basarse en el contenido de este documento, tal decisión como los resultados que de ella se deriven serán de la exclusiva responsabilidad de dicho tercero.

¿Conoces todos los riesgos a los que se enfrenta tu organización?

Contacta con nosotros para que un especialista te ayude a dar forma a las mejores decisiones.

Entrada anterior
Cómo el COVID-19 ejerce presión sobre la cadena de suministro de alimentos
Entrada siguiente
La clave de la seguridad en el teletrabajo: garantizar la protección de los empleados por ciberataques | Diagnóstico Cyber 2020

Historias
de un mundo
volátil

by Aon

Descubre otros artículos que te pueden interesar

  1. Inicio
  2. Soluciones de Riesgos
  3. Los retos y los riesgos a abordar por la industria farmacéutica ante el Covid-19