Newsletter
Loading Posts...
riesgos

Cómo el COVID-19 ejerce presión sobre la cadena de suministro de alimentos

Junio 02, 2020

Impacto del covid-19 en la cadena de suministro de alimentos

A medida que la nueva pandemia de coronavirus (COVID-19) ha transformado la forma en que vivimos y trabajamos, uno de los impactos más inmediatos y críticos ha sido su efecto en el suministro de alimentos.

Las imágenes en las noticias de los estantes de los supermercados vacíos y los agricultores que arrojan suministros de leche muestran la interrupción que COVID-19 ha causado a las cadenas de suministro de alimentos.

Los consumidores que se preparaban para el confinamiento comenzaron a comprar alimentos básicos como pasta,  arroz y legumbres en volúmenes extraordinarios, y la harina y la levadura fueron repentinamente escasas a medida que la repostería casera se hizo popular; los minoristas están viendo ventas récord como resultado.

Mientras tanto, los colegios y los restaurantes cerrados han detenido el mercado institucional para muchos empacadores y productores de alimentos, que enfrentan enormes desafíos a medida que pivotan los modelos de negocios para atender a una nueva clientela de supermercados

Aumento de la “compra local”

A medida que las ventas de los supermercados de EE. UU. aumentaron de $ 58.42 mil millones en febrero de 2020 a $ 74.16 mil millones en marzo, los productores de lácteos de EE. UU. vertían 3.7 millones de galones de leche por día. En el Reino Unido, la dependencia de los suministros de alimentos importados se vio amenazada, lo que provocó llamadas a «comprar localmente», ya que muchos países exportadores optaron por mantener sus suministros en el país.

«Las empresas de alimentos que suministran productos al comercio minorista están más ocupadas que nunca», dice Ciara Jackson, directora de la práctica de alimentos y bebidas de Aon en Irlanda. «Cocinar en casa ha aumentado exponencialmente, y los consumidores de hoy buscan comodidad y seguridad en sus alimentos».

«Mientras tanto, las empresas que abastecen a la industria de servicios de alimentos han visto su negocio diezmado durante la noche», continúa Jackson. «Hay una desconexión: se siguen produciendo alimentos, pero en algunos casos no tiene a dónde ir. Las empresas inteligentes han girado rápidamente sus modelos de negocio para identificar canales alternativos de ventas y distribución».

“Hay una desconexión: se siguen produciendo alimentos, pero en algunos casos no tiene a dónde ir. Las empresas inteligentes han girado rápidamente sus modelos de negocio para identificar canales alternativos de ventas y distribución «.

– Ciara Jackson, directora de la práctica de alimentos y bebidas de Aon en Irlanda

La cadena de suministro de alimentos se está rompiendo

Mientras las plantas procesadoras de carne luchaban por mantenerse operativas y luchaban contra los brotes de COVID-19, Tyson, uno de los mayores procesadores de carne de EE. UU., publicó un anuncio de página completa en The New York Times para advertir que «la cadena de suministro de alimentos se está rompiendo». Y el CEO de Nestlé advirtió recientemente que los problemas de la cadena de suministro de la industria alimentaria pueden empeorar a medida que continúa la pandemia.

Sin embargo la ausencia de algunos productos en los supermercados europeos y estadounidenses no es necesariamente el resultado de la escasez de alimentos: es el resultado del acaparamiento de compradores y las cadenas de suministro de alimentos «justo a tiempo» bien establecidas, según Jackson.

Estantes de los supermercados vacíos

Tomemos, por ejemplo, la harina. «Hay mucha harina; simplemente no está llegando al consumidor porque, tradicionalmente, algunos de ellos habrían ido al servicio de alimentos en bolsas de 50 kilogramos «, explica Jackson. “Entonces, algunos de los minoristas están comenzando a ser inteligentes. Literalmente están empacando la harina para satisfacer la demanda del consumidor «.

Reducir las cadenas de suministro no es una tarea fácil

No se puede destacar a la industria alimentaria por su lucha para satisfacer los nuevos patrones de consumo: este es un desafío que enfrentan muchas industrias. COVID-19 se perfila como uno de los eventos más disruptivos y que cambian el mundo en nuestro tiempo. Todo ello en un entorno empresarial cada vez más complejo y volátil, donde la toma de decisiones basada en datos nunca ha sido más importante.

“Se ven empresas que trabajan las 24 horas al día en el sector minorista de alimentos, pero las líneas de servicio de alimentos han tenido que detenerse. El mercado de instituciones como restaurantes y escuelas ha desaparecido por completo «, según Tami Griffin, líder nacional de EE. UU. De Aon’s Agri-Food & Beverage Practice.

«No se puede cambiar la cadena de suministro de institucional a minorista en un instante», observa Griffin. «Se necesitarían millones de dólares de inversión para empacar queso en bolsas de 200 gramos en lugar de bolsas de 10 kilos».

“No puede cambiar su cadena de suministro de institucional a minorista en un centavo. Se necesitarían millones de dólares de inversión para empacar queso en bolsas de 200 gramos  versus bolsas de 10 kiloss ”.

– Tami Griffin, líder nacional de EE. UU. De Aon’s Agri-Food & Beverage Practice

Los reguladores se han movido para facilitar ese proceso, incluyendo permitir que los restaurantes vendan productos de comida para llevar directamente a los consumidores sin el etiquetado estándar que generalmente se requiere en el comercio minorista. Y Jackson dice que en Irlanda, un importante distribuidor de alimentos institucional ha recurrido a un sitio web orientado al consumidor para vender artículos como bolsas de harina de 16 kilogramos a cocineros caseros.

Repensar las instalaciones de producción a lo largo de cualquier cadena de suministro puede ser un desafío. Por ejemplo, las plantas envasadoras y procesadoras de carne han sido diseñadas para que las personas trabajen juntas para producir alimentos de manera rápida y eficiente, dice Griffin, factores que influyen en el precio de los productos cárnicos. El rediseño  de las instalaciones para ajustar a la distancia física adecuada puede resultar complejo y costoso, lo que probablemente redundara en a precios más altos para los consumidores. Algunas industrias, como la fabricación de automóviles, ya están experimentando con una mayor distancia en el lugar de trabajo y compartiendo lo que aprenden.

Al igual que con otros productos alimenticios destinados a clientes de restaurantes o instituciones, los productos cárnicos procesados ​​para restaurantes y servicios de alimentos no pueden simplemente ser redirigidos a supermercados. «Hay un montón de alitas de pollo almacenadas en frío, porque la mayoría de nosotros las comemos en bares y restaurantes, no las compramos ni las cocinamos en casa», señala Griffin. “¿Y cuándo solemos comer alitas de pollo? Cuando vemos deportes. Y ahora, todos los deportes se han ido «.

El desafío en transporte para las cadenas de suministro más complicadas

Crece la demanda en el transporte de alimentos

COVID-19 ha incrementado la demanda tanto para el transporte de mercancías como de conductores de camiones en España por ejemplo, cerca del 80% de los transportes se realizan por carretera.

Sin embargo, según Griffin, los camioneros (que ya tenían una gran demanda) son una población en riesgo de COVID-19. Muchas personas mayores o que tienen comorbilidades eligen no conducir; otros pueden estar enfermos. Eso puede obligar a las empresas a reclutar y contratar conductores adicionales rápidamente y, más recientemente, de manera virtual.Los robos de alimentos también aumentan

«A medida que las empresas aumentan la contratación aquí en respuesta a la demanda, las entrevistas virtuales y las evaluaciones de comportamiento están ayudando a las empresas a evaluar si es probable que un nuevo conductor conduzca de manera segura y eficiente», dice David Tomczak, consultor de productos de Aon’s Assessment Solutions. «En medio de una pandemia, la capacidad de participar en comportamientos seguros y la moderación para evitar comportamientos inseguros se han vuelto aún más importantes».

En relación al transporte, también te puede interesar como está afectando el COVID-19 a los seguros en el transporte de mercancias.

Los robos de alimentos también aumentan

El crimen puede representar otro desafío para el transporte a lo largo de la cadena de suministro. Griffin señala que el robo de carga de alimentos ha aumentado durante la pandemia. «La comida siempre es una de las mercancias más robadas», dice ella. «Pero la cantidad de robos está aumentando».

“Los sensores en camiones, remolques y contenedores de carga junto con las aplicaciones de Internet de las cosas pueden ayudar a abordar algunos de esos problemas de robo a lo largo de la cadena de suministro”, dice Griffin.

Una ventaja pandémica para los camiones: la reducción del tráfico de automóviles ha significado viajes más rápidos y, por lo tanto, más entregas para los camioneros.

Impacto sobre la cadena de suministro del cambio de la demanda del consumidor

Las fuertes fluctuaciones en la oferta y la demanda en cualquier industria pueden influir en  la cadena de suministro. Los minoristas de alimentos dependen de cadenas de suministro consistentes, mientras que los consumidores en economías maduras esperan ver los productos que desean en los estantes cuando visitan el supermercado.

Existe una debate importante sobre cómo se verán afectadas las cadenas de suministro de alimentos al final de la pandemia de COVID-19. Muchos consumidores pueden permanecer reacios a comer fuera y es probable que soliciten más entregas o preparen más alimentos, y tal vez nuevos tipos de alimentos, que puedan preparar en su domicilio.

A medida que los productores y minoristas de alimentos reconsideran la cadena de suministro, se  preguntan ¿qué tipo de alimentos querrán comer y cocinar los consumidores?, ¿qué tipo de alimentos preparados tienen mejores resultados en un entorno de entrega? y ¿cómo llevar mejor los alimentos a los consumidores?

En la UE, la pandemia de COVID-19 también ha provocado discusiones sobre la reducción de la dependencia de las cadenas de suministro de alimentos fuera del grupo de 26 países.

Las crisis destacan en la cadena de suministro. Deficiencias y oportunidades de mejora

Las interrupciones en la cadena de suministro de alimentos causadas por la pandemia de COVID-19 han puesto de relieve las deficiencias y las oportunidades de mejora.

Algunas empresas se han vuelto ingeniosas ante la crisis. Y ciertos roles en la cadena de suministro de alimentos han ganado reconocimiento por las partes vitales que desempeñan ante el alto riesgo de virus: trabajadores de supermercados y en la elaboración y proceso de alimentos, camioneros y trabajadores agrícolas, entre otros.

Los camioneros, entre otros cargos, ganan reconocimiento por ser parte vital en la distribución.

«Será interesante ver cómo los consumidores, los reguladores y los empleadores responden y recompensan a los héroes después de esta crisis», señala Griffin.

“Será interesante ver cómo los consumidores, los reguladores y los empleadores responden y recompensan a los héroes después de esta crisis».

– Tami Griffin, líder nacional de EE. UU. De Aon’s Agri-Food & Beverage Practice

La pandemia de COVID-19 nos trae su parte de lecciones, y entre las áreas a cambiar se encuentran algunas de las formas en que obtenemos y consumimos alimentos y cómo la industria alimentaria nos los proporciona. Las decisiones que los líderes toman hoy para abordar las interrupciones de la pandemia servirán como catalizadores para mejorar la cadena de suministro de alimentos en el futuro.

La información contenida en el presente site noa.aon.es ha sido elaborada de acuerdo a la experiencia de Aon, en su condición de correduría de seguros, para cada una de las soluciones y tipos de póliza, pero en ningún caso prejuzga la existencia de cobertura aseguradora, ni en modo alguno podrá interpretarse como asesoramiento legal u opinión jurídica. Dada la compleja situación existente, en la que se está aprobando distinta normativa por parte de las autoridades gubernativas y las dispares interpretaciones que pueden derivarse de dicha situación -a efectos de las coberturas contenidas en las pólizas-, recomendamos que consulte con sus asesores legales como proceder en cada caso concreto.

El alcance de nuestro trabajo, incluyendo la actividad de asesoramiento y soporte en siniestros a compañías clientes, sigue siendo el contenido en nuestro acuerdo de condiciones de servicio (TOBA).

Aon Gil y Carvajal, S.A.U. y las sociedades de su grupo empresarial no asumen responsabilidad de clase alguna frente a cualquier tercero incluyendo el destinatario del mismo, en relación al contenido del presente site noa.aon.es. En todo caso, si alguien decidiera basarse en el contenido de este documento, tal decisión como los resultados que de ella se deriven serán de la exclusiva responsabilidad de dicho tercero.

 

Comparte esta Noticia

Comparte esta Noticia

Noticias Relacionadas

Loading Posts...