Newsletter
Loading Posts...
personas

La jornada laboral: hacia un modelo de conciliación familiar

Abril 13, 2018

El debate sobre la conciliación familiar, la reducción de jornada y un modelo de trabajo que supere el presencialismo es cada vez más frecuente. Gran parte de nuestros vecinos europeos ya se han adaptado a formas de trabajo donde productividad y horas de trabajo en la oficina no van de la mano. Sin duda, los países más punteros en este sentido son los nórdicos: Finlandia, Dinamarca o Suecia. Y también otros como Alemania.

En el caso de España el proceso está siendo más lento y muchas empresas siguen valorando más el número de horas que un trabajador pasa en su mesa que la productividad en sí. Todavía muchos directivos se resisten a apostar por la reducción y concentración de la jornada de trabajo o por la fórmula del teletrabajo.

Sin embargo, diversos informes han demostrado que, a partir de un determinado número de horas, la productividad del trabajador se reduce notablemente. El cansancio se va incrementando con el paso de las horas y, como consecuencia, la concentración también va cayendo según avanza la jornada. Además, si la situación se alarga mucho a lo largo del tiempo la desmotivación y la ausencia de implicación en el trabajo irán creciendo.

Por eso, los expertos recomiendan emplear fórmulas donde el trabajador pueda hacer pausas en el trabajo o ir alternando tareas que requieran más concentración por otras que no. Es urgente, por tanto, apostar por nuevas formas de trabajo más flexibles y dinámicas. Cabe destacar que uno de los mayores problemas se produce cuando el trabajador no tiene opción a cambiar de actividad y su jornada laboral se reduce a hacer lo mismo durante todo el día.

Hacia un verdadero modelo de conciliación laboral

Un estudio sobre los efectos de la conciliación en el compromiso, la satisfacción y el salario emocional del IESE Business School del 2012 (http://www.iese.edu/research/pdfs/ESTUDIO-174.pdf ) mostraba que aquellos entornos laborales donde se favorece la conciliación incrementaban por cuatro el compromiso de todos sus trabajadores.

Sin duda es un tema que merece ser considerado por parte de los empresarios, puesto que este mismo informe señalaba que el 80% de las personas entre 29 y 47 años tenían la intención de abandonar la empresa si se dificultaba sistemáticamente la conciliación.

Si hablamos de conciliación familiar es inevitable hablar de brecha de género y de la discriminación que sufren las mujeres en el ámbito laboral, debido a que, a día de hoy, son ellas las que más dificultades tienen para conciliar. El cuidado de los hijos y la conocida como doble jornada (el trabajo doméstico y el de fuera de casa) hacen que las mujeres tengan verdaderos problemas de conciliación laboral.

Por esta razón, últimamente también se viene hablando de la corresponsabilidad, es decir, de la necesidad de que hombres y mujeres, padres y madres, asuman de forma igualitaria tanto las tareas domésticas como el cuidado de los hijos, en el caso de que se tengan. Para ello se está empezando a demandar, por ejemplo, la necesidad de igualar los permisos de paternidad y maternidad. Numerosos estudios demuestran que la brecha salarial se produce, especialmente, a partir del momento en el que las mujeres disfrutan de su baja maternal.

En España, desde el pasado 27 de junio de 2018 el permiso de paternidad es de 7 días más pasando de 4 a 5 semanas (antes solo era de 15 días desde la implantación de la ley del 1 de enero de 2017), mientras que el de maternidad es de 16 semanas (aproximadamente cuatro meses).

Por lo tanto, el tema de la conciliación debe ser abordado por parte de las empresas teniendo en cuenta la brecha de género existente y con el objetivo de acabar con esta desigualdad.

El teletrabajo como solución al presencialismo

Las empresas deben encontrar el equilibrio entre conseguir ser más productivas al tiempo que apuestan por la conciliación familiar de sus trabajadores. Por lo tanto, han de buscar fórmulas que hagan posible esta ecuación.

En este sentido, el método del teletrabajo se ha convertido en una opción atractiva para muchas empresas y ya lo han adaptado a su filosofía de trabajo. Pero, ¿en qué consiste el teletrabajo? Se trata de una práctica laboral que se basa en realizar el trabajo en casa. Es una práctica muy común en aquellos empleos en los que se usa el ordenador: periodistas, diseñadores gráficos, etc.

Entre las ventajas se encuentran que es mucho más fácil conciliar trabajo y familia y, además, hay un ahorro de tiempo al suprimir los desplazamientos. De la misma manera, el teletrabajo permite organizar y planificar las tareas que hay que hacer de una forma más cómoda, adaptándose mejor a las especificidades del trabajo diario.

La jornada continua: otra forma de conciliación familiar

En España, la jornada de trabajo más extendida es la partida: las ocho horas se distribuyen a lo largo del día con una pausa de una hora o más en el momento de la comida. Esta situación alarga la hora de salida de la oficina y hace que los horarios muchas veces sean incompatibles con disfrutar del tiempo con los hijos o de realizar actividades de ocio.

Por eso, una alternativa que cada vez se tiene más en cuenta es la de la jornada continua. Con esta opción los trabajadores disponen de más tiempo fuera del trabajo y pueden organizarse y repartirse mejor el tiempo.

La conciliación laboral es un tema que cada vez se valora más y es una prioridad por parte de los trabajadores. Las empresas deben tomar nota y garantizar esta conciliación. Hay diversas formas de hacerlo y el resultado es muy positivo para todos: unos trabajadores satisfechos en su trabajo son unos trabajadores más productivos.

Comparte esta Noticia

Comparte esta Noticia

Noticias Relacionadas

Loading Posts...