Newsletter
Loading Posts...
riesgos

Por qué el ESG es aún más importante en una crisis como COVID-19

Junio 12, 2020

Las prácticas ambientales, sociales y de gobierno (ESG) son una métrica vital en las inversiones.

La forma en que una empresa gestiona los riesgos financieros y no financieros se ha convertido en un factor cada vez más importante en las decisiones tomadas por los inversores institucionales, y las prácticas ambientales, sociales y de gobierno (ESG por sus siglas en inglés Environmental, Social and Governance) de una organización proporcionan una métrica vital para las inversiones.

Durante el año 2019, los fondos de capital ESG tomaron $ 70 mil millones en activos, mientras que los fondos de acciones tradicionales experimentaron salidas de casi $ 200 mil millones, según el análisis de la industria. Asimismo, si en los primeros tres meses de 2020 Wall Street registró el peor trimestre desde 2008, los fondos ESG contrarrestaron esta tendencia: el 44% de los fondos mutuos “sostenibles” generaron beneficios. Esto puede indicar que invertir en empresas con un sólido marco ESG no es solo una medida socialmente responsable, sino que además se puede obtener un mejor rendimiento.

“Hay más de 2.000 estudios que demuestran que las empresas con prácticas sólidas de ESG, entendidas como aquellas que identifican, abordan y mitigan estos riesgos con éxito, presentan un mejor rendimiento financiero “, dice Meredith Jones, socia y líder global de prácticas de ESG en Aon. “En cuanto a los datos históricos de quiebra y volatilidad de las acciones, también hay pruebas sólidas de que esas empresas también pueden ser más resistentes”.

Como resultado, es probable que el brote global del nuevo coronavirus (COVID-19) no disminuya el enfoque de los inversores en las prácticas y resultados de ESG.

“Una empresa resiliente comprende que los problemas de ESG y el entorno operativo son dinámicos y cambiantes: observa y se adapta en consecuencia”, observa Greg Lowe, jefe global de sostenibilidad y resiliencia de Aon. “COVID-19 nos está enseñando que no importa cuán previsible sea un riesgo, el impacto que un evento tiene en la sociedad y los negocios depende de nuestra capacidad para planificar interrupciones y cambios significativos en el entorno operativo”.

Percepciones erróneas del ESG

informacion financiera

Invertir en ESG implica analizar la información no financiera relacionada para identificar riesgos y beneficios potenciales en función de cómo gestiona la empresa los problemas ambientales, sociales y de gobierno.

“ESG comenzó evaluando los riesgos que normalmente no se medían, es decir, analizando los riesgos ‘pre-financieros’ en el entorno operativo”, dice Lowe.

No obstante, a medida que crece el interés en ESG, surgen más percepciones erróneas de este concepto:

Mito # 1: Hay una “receta” probada y verdadera para ESG

En contra de esta percepción errónea, una estrategia ESG no puede ser replicada.

“Creo que es una gran lucha para las empresas de todos los tamaños”, señala Laura Wanlass, socia y directora global de gobierno corporativo en Aon. “A las empresas les está costando descubrir qué significa ESG, y demandan una lista de verificación simple para seguir. Pero se trata de determinar qué temas son importantes para cada empresa e industria, y eso puede ser muy diferente de una compañía a otra.”

Algunas empresas, especialmente las pequeñas y medianas, no tienen equipos dedicados al análisis de esta información por lo que adoptan enfoques poco sistemáticos. “Estamos en un punto de inflexión donde ESG se está volviendo más convencional,” dice Jones. “Pero todavía hay una brecha de conocimiento. Los Consejos de Administración y los ejecutivos están aprendiendo a analizarlo. La falta de estandarización entre los inversores y los proveedores de datos en esta área aún en crecimiento no ayuda. Muchas empresas están comenzando a adoptar el valor de establecer una estrategia.”

Mito # 2: En tiempos de crisis, ESG deber pasar a un segundo plano

Según esta escuela de pensamiento, cuando las cifras caen, las empresas y los accionistas solo se preocupan por la rentabilidad. “Creo que es un escenario poco probable,” dice Jones. “Las crisis como COVID-19 destacan dónde existen estos riesgos no financieros dentro de las empresas y cuánto más perjudiciales pueden ser para el resultado final.”

prácticas ambientales, sociales y de gobierno (ESG)

Las empresas públicas pueden descubrir que sus decisiones sobre el capital humano en respuesta a COVID-19 tienen un impacto en la forma en que los accionistas votan y se comprometen. “En la última crisis económica, los accionistas utilizaron la compensación, la gobernanza y las decisiones sobre capital humano como formas de ganar puestos en los consejos de administración o de provocar cambios en las empresas”, señala Wanlass. “Así que el ESG se vuelve cada vez más importante en cualquier tipo de recesión.

Mito #3: ESG es realmente sobre la “E”

Las empresas se han acostumbrado al gobierno, la “G“, dice Wanlass. Cada vez más, la “Eambiental en ESG es lo que recibe más atención de la prensa y los accionistas, particularmente ante la creciente preocupación por el cambio climático. Larry Fink, CEO del gigante de inversiones BlackRock, indicó este año que la empresa ha puesto la sostenibilidad y el cambio climático en el centro de sus actividades de inversión.

Sin embargo, a medida que las empresas tratan con COVID-19, las consideraciones sociales de ESG, la “S“, pasan a un primer plano.

Según Jones, la forma en que las empresas tratan con los empleados, se relacionan con los clientes y gestionan las cadenas de suministro son todas áreas que se encuadran en ESG. Por ejemplo, el brote de COVID-19 subrayó el valor de contar con una infraestructura robusta de trabajo remoto, incluidas redes sólidas y prácticas de ciberseguridad, cuando la crisis golpea. Para las empresas que tuvieron que desarrollar esas capacidades sobre la marcha, esta falta de planificación ESG resultó problemática. Además, las compañías con políticas sólidas de baja por enfermedad de los empleados estaban mejor posicionadas para lidiar con COVID-19 que las compañías que lucharon por desarrollar políticas para responder a la pandemia. Y las empresas no esenciales que se negaron a cerrar o a escalonar los turnos para reducir la exposición de los empleados, o que no proporcionaron equipos de limpieza o de protección adicionales, todas se quedaron cortas en cuestiones sociales, señala Jones.“Desde un punto de vista tangible, sin mencionar la imagen negativa, esto puede afectar gravemente en los ingresos.”

Mito # 4: ESG se trata de ser una “buena compañía”

“Es importante distinguir entre las cosas que pueden tener un impacto real positivo – o negativo – en su negocio y las aquello que crea una imagen de una compañía atractiva”, dice Jones.

Por importante que sea la actividad caritativa y el voluntariado, ese trabajo no necesariamente se enfoca en mitigar los riesgos comerciales, dice ella. Por ejemplo, los empleados que ayudan con la lectura a los estudiantes más desfavorecidos para aumentar la alfabetización es una causa reconocida. Pero para una empresa que se enfrenta a desafíos con diversidad en su fuerza laboral, las actividades de ESG con un impacto potencialmente mayor podrían incluir el reclutamiento con mujeres y estudiantes minoritarios en las escuelas secundarias y universidades, el establecimiento de una “Regla Rooney” para la contratación y promociones o la construcción de un sistema generador de una cultura corporativa.

empresario

Mito # 5: ESG aporta valor solo para los accionistas

Las prácticas de ESG pueden generar un mejor desempeño de la compañía. Pero los accionistas no son los únicos benefactores.

“Hay muchas razones para centrarse en ESG que van más allá de los accionistas”, afirma Jones. “Se trata de crear un negocio sostenible y resistente a lo largo del tiempo que tenga en cuenta los riesgos que no se identifican fácilmente en una hoja de cálculo, para que los empleados tengan trabajos y los clientes obtengan productos y servicios. Bien hecho, ESG crea un círculo vicioso para todas las partes interesadas de una empresa.”

Además, las empresas con conciencia social son las más deseadas por las personas que buscan empleo.

“El mercado del talento TOP siempre será competitivo, quizás aún más ahora que las empresas buscan crear su fuerza de trabajo para el futuro”, dice Jim Hoff, socio principal, asesor de comunicación estratégica en Aon. “Las prácticas ESG efectivas y visibles son cada vez más importantes para la marca de un empleador. Los mejores talentos buscan empresas con estabilidad y sostenibilidad demostradas como componentes clave de la propuesta de valor del empleo.” “Los estudios han demostrado que las empresas con prácticas sólidas de ESG pueden minimizar la rotación de empleados y maximizar la productividad”, agrega Wanlass.

COVID-19 entenderá el valor de ESG

La pandemia de COVID-19 ha puesto las prácticas de ESG en el centro de atención. Las empresas podrán examinar cómo les afectó la crisis, ver dónde respondieron bien y dónde se quedaron cortos, e identificar oportunidades para mejorar las prácticas ESG en el futuro.

“La gente prestará atención a cómo las empresas gestionan los riesgos asociados con el capital humano, las comunidades y el medio ambiente, porque ESG no es solo una palabra de moda de tres letras: se trata de la resiliencia y la sostenibilidad, dice Jones. “Por lo tanto, las empresas deben estar preparadas para que los inversores fomenten las mejores prácticas de ESG con su dinero y sus votos.

“Los riesgos pueden ser muy abruptos, como la pandemia de COVID-19,” continúa Jones, “o pueden ser a más largo plazo, como la posibilidad de que el cambio climático afecte a los negocios. De cualquier manera, las empresas más resistentes y sostenibles piensan en esos riesgos y los gestionan antes de que causen pérdidas de ingresos o de reputación”.

“Los riesgos pueden ser muy abruptos, como la pandemia de COVID-19, o pueden ser a más largo plazo, como la posibilidad de que el cambio climático perturbe los negocios. De cualquier manera, las empresas más resistentes y sostenibles piensan en esos riesgos y los gestionan antes de que causen pérdidas de ingresos o de reputación. “

Meredith Jones, socia y líder global de práctica de ESG en Aon

Este documento se ha proporcionado como un recurso informativo para clientes y socios comerciales de Aon. Su objetivo es proporcionar orientación general sobre posibles exposiciones y no proporcionar asesoramiento médico o abordar inquietudes médicas o circunstancias de riesgo específicas. La información proporcionada en este documento es de carácter general, y Aon no se hace responsable de la orientación proporcionada. Recomendamos encarecidamente a los lectores que busquen información adicional sobre seguridad, medicina y epidemiología de fuentes confiables como la Organización Mundial de la Salud. Con respecto a las preguntas sobre la cobertura de seguro, si la cobertura se aplica o si una póliza responderá a cualquier riesgo o circunstancia está sujeta a los términos y condiciones específicos de las pólizas de seguro y los contratos en cuestión y las determinaciones de suscripción relevantes.

Si bien se ha tenido cuidado en la producción de este documento, y la información contenida en él se ha obtenido de fuentes que Aon cree que son confiables, Aon no garantiza, representa ni garantiza la precisión, adecuación, integridad o idoneidad para ningún propósito de el informe o cualquier parte del mismo y no puede aceptar ninguna responsabilidad por cualquier pérdida incurrida de cualquier manera por cualquier persona que pueda confiar en él. Cualquier destinatario será responsable del uso que le dé a este documento. Este documento ha sido compilado utilizando la información disponible hasta la fecha de publicación.

La información contenida en el presente site noa.aon.es ha sido elaborada de acuerdo a la experiencia de Aon, en su condición de correduría de seguros, para cada una de las soluciones y tipos de póliza, pero en ningún caso prejuzga la existencia de cobertura aseguradora, ni en modo alguno podrá interpretarse como asesoramiento legal u opinión jurídica. Dada la compleja situación existente, en la que se está aprobando distinta normativa por parte de las autoridades gubernativas y las dispares interpretaciones que pueden derivarse de dicha situación -a efectos de las coberturas contenidas en las pólizas-, recomendamos que consulte con sus asesores legales como proceder en cada caso concreto.

El alcance de nuestro trabajo, incluyendo la actividad de asesoramiento y soporte en siniestros a compañías clientes, sigue siendo el contenido en nuestro acuerdo de condiciones de servicio (TOBA).

Aon Gil y Carvajal, S.A.U. y las sociedades de su grupo empresarial no asumen responsabilidad de clase alguna frente a cualquier tercero incluyendo el destinatario del mismo, en relación al contenido del presente site noa.aon.es. En todo caso, si alguien decidiera basarse en el contenido de este documento, tal decisión como los resultados que de ella se deriven serán de la exclusiva responsabilidad de dicho tercero.

Comparte esta Noticia

Comparte esta Noticia

Noticias Relacionadas

Loading Posts...