El futuro de los beneficios sociales. La Resiliencia

La resiliencia ha demostrado su importancia para que las empresas prosperen. El año 2020 ha sido duro para muchas de ellas, debido al impacto de la COVID-19. Y es que la pandemia ha hecho que las organizaciones se adapten a la carrera, que el teletrabajo sea lo común y que las conexiones entre personas sean a distancia. Ante este panorama, ¿cómo será el futuro de los beneficios sociales

La resiliencia frente a la tempestad

Las empresas, como organizaciones formadas por personas, tienen que enfrentarse a numerosos retos. Ya sea la falta de talento, la pérdida de competitividad dentro del sector o los cambios tecnológicos repentinos, soportar y adaptarse es crucial para su supervivencia. La mayoría de eventos no se pueden predecir, por lo que se hace necesario actuar de forma previsora e informarse a gran velocidad para desarrollar las respuestas adecuadas.

A principios del 2020, pocos profesionales anticipaban el impacto que tendría el coronavirus. Sin embargo, en unos pocos meses se sucedieron cuarentenas y confinamientos, lo que supuso un duro golpe a la actividad comercial. Además, las probabilidades de contagiarse en el lugar de trabajo eran altas, sobre todo en los primeros momentos, cuando la información disponible no era abundante.

oficinas vacías por el covid

Ante situaciones como esta, la resiliencia ha jugado un papel tan importante como la capacidad de adaptación. De hecho, las respuestas no tardaron en llegar: el teletrabajo fue una de las más efectivas, allí donde podía ponerse en marcha. Se establecieron diferentes medidas para evitar contagios, como instalar mamparas de separación, el uso de mascarillas y gel desinfectante, o el distanciamiento social. Con ellas, los negocios podían funcionar… Aunque no sin sufrir diversas consecuencias.

teletrabajo como efecto de la resiliencia
El teletrabajo, una de las adaptaciones más efectivas.

El aislamiento de las personas, pese a la conexión que ofrece la tecnología, es una de ellas. Asimismo, la pérdida de diferentes hábitos sociales y algunos momentos que los trabajadores valoraban. Por ejemplo, el trayecto desde el hogar al lugar de trabajo podía ser un momento de reflexión y tranquilidad que, ahora, desaparece; como también el desayuno con los compañeros.

¿Qué enseña el 2020?

El 2020 pasará a la historia como un año nefasto por motivos sanitarios y económicos. Una de las enseñanzas más importantes que deja es, precisamente, el peso de la salud y el bienestar. Esto, aplicado a la empresa, pone de relieve la necesidad de cuidar a los trabajadores. Al fin y al cabo, representan el activo más valioso que posee cualquier negocio.

ser resilientes, mantener la distancia
Se reduce la interacción humana.

Al reducir la interacción humana, es posible que algunos empleados se sientan solos y aislados, lo que acaba por repercutir tanto en su salud como en su productividad. Además, las cargas familiares pueden hacerse más pesadas en estos momentos: teletrabajar al tiempo que se cuida de los niños trae complicaciones, como un aumento del estrés.

Por estas razones es necesario cuidar el bienestar de los empleados y reforzar la capacidad de resiliencia de las organizaciones. Estas son las dos grandes enseñanzas que deja el 2020, y que conviene empezar a trabajar en 2021. Así los eventos que estén por venir no tendrán un impacto tan negativo, ya que se habrán tomado las medidas adecuadas para paliar sus efectos más adversos.

Otro aspecto a tener en cuenta es la flexibilidad. Es crucial para garantizar la adaptabilidad, y ofrece multitud de opciones a los trabajadores. Al fin y al cabo cada persona es impredecible, por lo que otorgarle un margen de actuación suficientemente amplio le permitirá mejorar la manera de llevar a cabo su trabajo.

No se trata de dirigir el día a día de cada individuo dentro de la organización, sino de otorgarle las herramientas para que tome las decisiones adecuadas. Mantener un buen suministro de información, establecer unas reglas claras, dar las responsabilidades pertinentes o respetar la independencia de cada empleado ayudará a que se desarrollen como individuos y como profesionales. 

Te puede interesar:

¿Cómo colocar a las personas en el centro?

Las personas que componen las empresas tendrán que ser el centro de la organización. Cuidar su bienestar será importante, y no solo ahora, sino también cuando la pandemia remita. Habrá que solidificar la confianza en la vuelta al puesto de trabajo físico, lo que implicará demostrar que es seguro.

Los programas de bienestar jugarán un papel fundamental en los momentos posteriores. Es indispensable que sean integrales; es decir, que cuiden la salud física, la emocional, el bienestar social, la estabilidad financiera y el desarrollo profesional.

Esto fomentará la resiliencia de las empresas, que es posible conocer con la herramienta de autoevaluación de resiliencia de Aon.

Con esta última se podrá realizar una evaluación exhaustiva de la capacidad de adaptación de su organización, enfocada en el bienestar, en aquellos aspectos a mejorar y en los que más se destaca. Sin un correcto análisis, será imposible obtener la información necesaria para poner en práctica las acciones adecuadas. Por esto es importante realizar evaluaciones profundas de la organización: de otro modosolo se conseguirá avanzar a ciegas, sin tener un rumbo fijo, y no se estará suficientemente preparado para la llegada de eventos similares a la pandemia.

En suma, la resiliencia es una característica fundamental en los tiempos  que corren, y que toda empresa debería potenciar. Gracias a ella, la organización podrá superar situaciones complejas y salir fortalecida de ellas. Con una evaluación adecuada, es posible empezar a construir y potenciar este rasgo a partir de los propios empleados, la auténtica base para superar las complicaciones. Este es, sin duda, un momento idóneo para poner este plan en marcha.

¿Conoces todos los riesgos a los que se enfrenta tu organización?

Contacta con nosotros para que un especialista te ayude a dar forma a las mejores decisiones.

Entrada anterior
¿Cuál será la evolución de los sueldos en 2021 para el sector privado?
Entrada siguiente
¿Cuáles son las modificaciones en los límites de aportación a planes de pensiones en 2021?

Historias
de un mundo
volátil

by Aon

Descubre otros artículos que te pueden interesar

  1. Inicio
  2. Soluciones de RRHH
  3. El futuro de los beneficios sociales. La Resiliencia