Newsletter
Loading Posts...
salud

Trabajo y bienestar: Claves para una salud sostenible y el éxito de la empresa

Febrero 26, 2019

El espacio de trabajo es uno de los lugares donde pasamos más tiempo. De media, los españoles trabajamos siete horas al día, lo que corresponde a más de 76 mil horas en toda una vida. Una cifra que a lo largo de los años irá creciendo debido al aumento de la esperanza de vida y el consiguiente retraso de la jubilación. Por estos motivos en Aon estamos concienciados con el trabajo y bienestar.

Es primordial saber unir bienestar laboral para que los empleados dispongan de todo tipo de comodidades y su salud física y psicológica no se vea afectada, para ello es necesario crear un plan de bienestar laboral.

El espacio de trabajo o la alimentación, entre otros, son factores que a lo largo de los años repercuten en el bienestar del trabajador y en su productividad. A su vez, la mayor longevidad de los empleados deberá ser un elemento a tener en cuenta en materia de trabajo y bienestar.

Estas dos variables, el bienestar del empleado y la productividad de la empresa,  son además directamente proporcionales y se retroalimentan. Mientras mayores beneficios ofrece la compañía a su empleado, más eficiencia recibirá de este a lo largo de los años. Es decir, es esencial una buena relación entre trabajo y bienestar, por lo que es recomendable contar con programas de bienestar corporativo.

Los cuatro pilares para unir trabajo y bienestar

Prevención:

El 80% de los problemas de salud que sufren los empleados se pueden evitar mediante reconocimientos médicos periódicos. Estos además suponen una inversión económica mucho menor para la empresa. De hecho, el coste de los accidentes de trabajo y enfermedades profesionales pueden llegar a costar el 3% del PNB.

Por ello, desde Aon buscamos ofrecer nuevas soluciones para gestionar los riesgos de salud en el ambiente laboral o en cualquier otro.

Los temas relacionados con el bienestar y ahorro para la empresa en este sentido, como por ejemplo, dar pólizas de seguro o crear una conciencia de autocuidado, son solo algunas de las cosas que la compañía puede hacer en materia de trabajo y bienestar, especialmente cuando los empleados son cada vez más longevos. Este, entre otros, es uno de los temas que se tratan en ‘El acceso a la innovación en salud, ¿es un problema para la sostenibilidad?

Salud física:

Incluso en los trabajos con menor riesgo físico el cuerpo juega un papel fundamental. Cada vez existen más dolencias derivadas de posturas incorrectas frente al ordenador o mayor tasa de obesidad fruto del sedentarismo. Una empresa con un plan de bienestar laboral  tiene diferentes opciones para evitarlo, una de ellas son los materiales de oficina ergonómicos tales como sillas con soportes lumbares de malla, reposamuñecas de teclado que memorizan la posición de la muñeca del usuario o los reposapiés.

Otro elemento fundamental  es la luz solar, que sincroniza nuestro ritmo circadiano, optimiza nuestra fisiología, nos mantiene activos y mejora la cognición para poder mantener nuestro trabajo y bienestar.

Además, aumenta la producción de serotonina haciéndonos sentir mejor y reduce los síntomas depresivos y las posibilidades de sufrir enfermedades autoinmunes, obesidad y diabetes.  

Otro aspecto a tener en cuenta en el trabajo y el bienestar es la alimentación. Ofrecer un menú variado al medio día o disponer de máquinas de vending sanas puede ser una de las soluciones a una mala dieta, así como ofrecer charlas de nutrición.

Un hábito de vida saludable también requiere practicar deporte, pues el sedentarismo tiene como principal consecuencia la obesidad, que es un factor de riesgo de enfermedades no transmisibles, y afecta de forma directa a la relación entre trabajo y bienestar. Además, disminuye la productividad del empleado en un 20% por la constante atención médica.

espacio de trabajo

Otra de las opciones para combatir el sedentarismo es ofrecer descuentos para el gimnasio o que por ejemplo la empresa seleccione empleados para que propongan retos deportivos (han de ser líderes y tener interés por el deporte para que ayuden a retroalimentar la campaña) de tal forma que el trabajo y el bienestar sean compatibles y sea visto este último como un factor positivo que la organización trata de potenciar entre sus empleados.

El tiempo que pasamos sin movernos es perjudicial. Aunque hagamos algo de deporte, si pasamos la mayoría del tiempo de forma sedentaria,  pueden aumentar los niveles de estrés, incitándonos a ingerir mayores cantidades de comida y afectando a nuestro trabajo y bienestar. Por ello, otra alternativa interesante, podría ser ofrecer cursos de relajación durante o de forma posterior al horario de trabajo.

Salud Psicosocial:

Para incidir en la obesidad también es importante atender a los factores psicológicos, pues el estrés es el productor de la hormona cortisol que nos incita a comer más y que también está relacionado con la ansiedad, las enfermedades cardiacas y la depresión, que es provocada en un 8% de los casos por causas laborales.

Además, el estrés crónico encoge literalmente el cerebro y  desconecta las neuronas, según una investigación de la Universidad de Yale de 2012.

Para enfrentar este tipo de problemáticas que surgen entre el trabajo y el bienestar es necesario expandir el concepto de empresa saludable, que según la Organización Mundial de la Salud no solo debe tener en cuenta los riesgos del trabajo físico, sino también los psicosociales.

Algunas medidas que pueden ayudar a reducir el estrés laboral son la conciliación laboral, la posibilidad de crear un horario flexible y el teletrabajo, consiguiendo así la unión del trabajo y el bienestar.

programa de bienestar

Bienestar económico o financiero:

La retribución económica que recibe el trabajador es uno de los principales incentivos de un puesto de trabajo.

Es importante la cuantía del ingreso, así como que este sea recibido a tiempo. Al empleado le da una sensación de seguridad económica y le ayuda a sentirse valorado por la empresa. Esto es un ejemplo claro de trabajo y bienestar.

Si además siente que la firma lo respalda y se preocupa de su bienestar laboral tendremos a un empleado que mostrará más motivación en sus tareas. Esto es conocido como salario emocional y se apoya en el ambiente laboral y en la relación con los compañeros.

Según diversos estudios, existen factores más allá de la retribución económica que juegan un papel fundamental a la hora de motivar al empleado. Estos son los beneficios sociales, que para las nuevas generaciones se presentan como un valor diferencial.

Juntos, un adecuado salario económico y emocional retendrá el talento de la empresa y permitirá ahorrar en los gastos derivados de la rotación continua.

4 Beneficios de una empresa saludable

Los requisitos para ser una empresa saludable están recogidos en el Modelo de Empresa Saludable (SIGES) certificable por AENOR y se basa en los siguientes factores:

▷ El ambiente físico y psicológico de trabajo.

▷ Los recursos de los que disponga la empresa para prestar atención a la salud.

▷ Su participación en la comunidad en la que desarrolla su actividad.

▷ Oferta de servicios de salud gratuita.Fomento de las políticas de igualdad de género.

▷ Fomento de las políticas de igualdad de género.

Estas guías sirven para planificar y ejecutar las actividades necesarias para garantizar el bienestar  y la salud laboral.

Los beneficios derivados de seguir estas pautas son palpables en poco tiempo:

Bienestar laboral como técnica para mejorar el engagement de los empleados

Un buen ambiente laboral junto con una retribución económica adecuada generan en el empleado un compromiso mayor con su empresa a largo plazo. Un empleado contento es un empleado fidelizado que se identifica con su propia empresa y que a pesar de recibir mejores ofertas económicas de trabajo se mantendrá en la empresa por la buena relación que esta ofrece entre trabajo y bienestar.

Mejora y aumento de la productividad laboral

A su vez, esta motivación y compromiso en los empleados mejorarán la productividad individual y de la  empresa en su conjunto. Estos desarrollarán mejor y de una manera más eficiente su actividad laboral y existirá menor absentismo laboral.

Mejora de la marca de empresa

El bienestar emocional y la productividad del empleado harán que los consumidores prefieran a este tipo de empresas sobre otras y mejore su imagen de marca, que  a su vez le permitirá entrar en nuevos mercados y vencer a la competencia.

Beneficios económicos

Finalmente de los beneficios de la imagen de marca se derivarán los económicos. Por un lado, la menor rotación de personal provocada por el buen ambiente laboral ahorrará gastos. Lo mismo ocurre si se aseguran el bienestar físico y mental de los empleados, se reducen las bajas laborales y se ahorra en los costes derivados de la atención médica.

Si deseas conocer más sobre trabajo y bienestar y como en Aon estamos revirtiendo esta situación, puedes contactar con nosotros a través de nuestra web.

También te puede interesar la siguiente noticia: http://www.inspiring-games.es/noticias-ig para conocer más sobre este tema.

Dra. María Dolores Moreno/ Dirección Médica
Aon Risk Solutions | Health & Benefits

Comparte esta Noticia

Comparte esta Noticia

Noticias Relacionadas

Loading Posts...