Actualidad trimestral del Mapa de Riesgo Político 2018 (1) | LATAM, Oriente Medio y África Subsahariana

El panorama internacional es cada vez más complejo y cambiante. Por ello, además del mapa e informe anual de Riesgo Político, Aon publica de manera trimestral un boletín informativo con las perspectiva geopolíticas destacando los hechos más relevantes de cada región así como el análisis de los riesgos más relevantes en cada momento.

Actualidad en LATAM

En Latinoamérica la implementación de reformas a corto plazo se está viendo limitada por el continuo aumento del Riesgo Político durante el periodo de elecciones. Las ideas populistas están ganado terreno de cara a las próximas elecciones en numerosos países, lo que podría provocar retrasos en la puesta en marcha de las políticas necesarias, como está ocurriendo en Brasil.

En México, la victoria de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) suscita diferentes opiniones entre los expertos, algunos analistas, no esperan que afecte a la economía del país a corto plazo y siguen siendo optimistas desde el punto de vista inversor en Latinoamérica, incluyendo México, debido a los bajos precios de los bienes mexicanos. No obstante, los analistas se mantienen cautos ya que existe mucha incertidumbre respecto a lo que pueda hacer AMLO a partir del 1 de Diciembre, cuando asuma la presidencia.

Las elecciones generales en Brasil (Octubre) contarán probablemente con campañas polémicas que pueden conllevar la expulsión del partido que gobierna actualmente (Michel Temer, Partido del Movimiento Democrático Brasileño) en favor de gobiernos populistas. Esto podría minar la recuperación económica por la reducción de la inversión. Durante los próximos meses, las políticas locales, la escasa inversión y las limitaciones fiscales lastrarán la actividad económica.

Aunque la calificación de Riesgo Político global de Brasil se mantiene sin cambios, la débil situación fiscal puede estar siendo el motivo del aumento del apoyo a candidatos presidenciales más populistas en el país antes las próximas elecciones. Al mismo tiempo, si las expectativas de crecimiento se ven afectadas, la evolución de la recuperación de la demanda y la continua incertidumbre política pueden reducir el margen para la flexibilización monetaria. Asimismo, es importante tener en cuenta el riesgo adicional provocado por el impacto de los escándalos de corrupción que han sacudido el país y que continúan minando la recuperación de la inversión.

En Venezuela, la calificación de Riesgo Político continúa empeorando como consecuencia del deterioro de la estabilidad económica y la política interior. El presidente Nicolás Maduro ha sido reelegido recientemente con el 68% de los votos para gobernar durante los próximos 6 años. Las elecciones no han sido reconocidas por Estados Unidos, otros países de la región, así como por la Unión Europea. Las sanciones impuestas por Estados Unidos están complicando el proceso de reestructuración de deuda que se está llevando a cabo, situación agravada por la falta de lazos con instituciones financieras tanto regionales como globales. En base a lo anterior, la probabilidad de una adecuada reestructuración de la deuda parece bastante reducida y se espera que continúe la recesión unida a un ajuste monetario e hiperinflación creciente.

El crecimiento en Chile, Colombia y Perú se ha visto mermado por varias razones, si bien, el motivo principal en la región Andina es la falta de inversión debido a la incertidumbre política y la baja demanda de materias primas durante 2017. No obstante, hay signos positivos, sobre todo por el reciente aumento de la demanda de commodities, pero las restricciones fiscales del gobierno regional continúan limitando significativamente el crecimiento económico.

En Chile, el resultado de las elecciones de 2017 que dio la victoria a Sebastián Piñera ha sido muy bien recibido por los mercados. Junto con la subida de los precios del cobre, se ha impulsado la confianza empresarial lo que ha mejorado las expectativas de recuperación económica. Sin embargo, debido a la división del Congreso, hay ciertas dudas sobre capacidad real que tendrá Piñera para impulsar las reformas necesarias para mejorar la perspectiva a largo plazo del país.

En Colombia, las elecciones presidenciales tuvieron lugar en Mayo 2018 y dieron finalmente la victoria en segunda vuelta (Junio) al candidato del partido de derecha Centro Democrático, Iván Duque. El nuevo presidente tendrá que hacer frente a una recuperación económica más lenta de lo esperado, motivo por el cual su calificación actual de Riesgo Político es media. Durante 2018 solo se espera una modesta recuperación con un crecimiento por debajo del potencial.

En Argentina, las dudas sobre la capacidad de crecimiento del país surgieron a consecuencia de la importante sequía que afectó al país a comienzos del año. La inquietud ha aumentado a medida que el panorama global se complicaba, aumentaba el descontento social y la agitación política lo que ha exacerbado el nerviosismo del mercado. La dependencia de Argentina de la financiación externa puede provocar una crisis más seria. Debemos esperar a la intervención del FMI tras el acuerdo alcanzado tras la importante devaluación de la moneda.

*El Comité Ejecutivo del FMI ha aprobado un acuerdo de Stand-By a 3 años sobre la cantidad de 50 Billones de Dólares para Argentina (equivalente a 35.379 billones de SDR, alrededor del 1,100 por ciento de la cuota de Argentina en el FMI).

Actualidad en Oriente Medio

Aunque en Oriente Medio se encuentren algunos de los países con las calificaciones de Riesgo Político más altas del mundo – Irak, Siria, Yemen y Egipto – en los últimos meses no se han producido cambios en sus calificaciones. No obstante, la inestabilidad regional y la violencia se han contagiado a los países vecinos minando el comercio y el turismo.

La recuperación del precio del petróleo traería consigo mejoras en la actuación económica de la región, aunque los analistas no esperan que vaya a alcanzar los niveles de precio del año 2013. Esto supondrá un aumento de la vulnerabilidad económica así como del riesgo de impago en aquellos países que cuenten con una economía más débil. Los retrasos en los pagos y los bajos niveles de gasto público continuarán lastrando el crecimiento y el consumo. Además, el riesgo de terrorismo se mantiene a pesar de los recientes acontecimientos contra el Estado Islámico en Siria e Irak.

A pesar de que el equilibrio presupuestario de Arabia Saudí se ha visto empujado hacia posiciones deficitarias por la caída de los precios del petróleo desde 2014, su balance se mantiene sólido. La mejora del precio del petróleo de los últimos meses ha permitido que las balanzas por cuenta corriente y fiscales hayan mejorado. A pesar de las fluctuaciones sufridas en las últimas semanas, los analistas esperan que el precio del petróleo siga una tendencia alcista.

La reciente escalada de tensiones entre Arabia Saudí e Irán es una de las principales razones por las que ha aumentado la calificación de Riesgo Político en la región. Un ejemplo de ello ha sido el ataque a un oleoducto atribuido a militantes iraníes, lo cual hizo que Bahréin ordenara a todos sus ciudadanos que abandonaran el Líbano y cortó sus relaciones diplomáticas con Qatar.

Irán mantiene altos niveles de riesgo político debido fundamentalmente al alto riesgo de violencia política motivada por las crecientes tensiones dentro de la región y con EEUU. El riesgo institucional también es alto debido al nivel de corrupción existente y al débil Estado de Derecho, factores que contribuyen al empeoramiento de su grado de riesgo legal y regulatorio.

Actualidad en África Subsahariana

En el último trimestre, África Subsahariana no ha experimentado cambios significativos en su calificación de Riesgo Político global y el origen de los riesgos varía según cada país.

La presencia de grupos extremistas así como sus constantes ataques han hecho que el riesgo de violencia sea muy alto en muchos países africanos, entre ellos Somalia, Etiopía y Nigeria. Por otro lado, el extremismo religioso en Somalia tiene implicaciones de mayor alcance en su perfil de riesgo país, ya que se encuentra actualmente en medio de una guerra civil.

Por otro lado, si bien en las últimas semanas estamos asistiendo a importantes fluctuaciones en el precio del petróleo, la esperada evolución positiva de su precio así como del resto de materias primas contribuiría a estabilizar los indicadores económicos de toda la región. Países exportadores como Angola y Nigeria se verían beneficiados.

En Sudáfrica, a pesar de contar actualmente con una relativa estabilidad política, la actividad económica no termina de despegar. El aumento de la pobreza y la desigualdad aumentan el riesgo de disturbios sociales, por lo que el riesgo de violencia política se mantiene medio-alto.

La inestabilidad política en Zimbabue mantiene alto el riesgo de violencia política. El golpe de Estado que se produjo el pasado año y la dimisión del Presidente Robert Mugabe no han hecho más que exacerbar esta incertidumbre política. Existe un sentimiento de insatisfacción generalizado debido a la represión ejercida por las fuerzas de seguridad y la brutalidad policial.

Descarga la guía en español sobre los Mapas de Riesgo 2018

Puedes descargar la guía en español con las principales conclusiones de los mapas de riesgos de Aon desde nuestro artículo principal sobre los Mapas de Riesgo 2018.

¿Conoces todos los riesgos a los que se enfrenta tu organización?

Contacta con nosotros para que un especialista te ayude a dar forma a las mejores decisiones.

Entrada anterior
Ciberseguridad para las empresas en verano
Entrada siguiente
Actualidad trimestral del Mapa de Riesgo Político 2018 (2) | Europa y Asia

Historias
de un mundo
volátil

by Aon

Descubre otros artículos que te pueden interesar

  1. Inicio
  2. Soluciones de Riesgos
  3. Actualidad trimestral del Mapa de Riesgo Político 2018 (1) | LATAM, Oriente Medio y África Subsahariana