Newsletter
Loading Posts...
ciberseguridad

Los 10 principales riesgos de 2021: la pandemia pone de relieve los riesgos interconectados

Diciembre 02, 2021

Encuesta Global de Gestión de Riesgos 2021 de Aon

Con los ataques de ransomware llenando los titulares y la pandemia de COVID-19 obligando a las organizaciones a adoptar modelos de trabajo a distancia y modelos de negocio online; la ciberseguridad se ha convertido en una preocupación de primer orden para muchos líderes empresariales.

No debe sorprender, entonces, que los ciberataques y las violaciones de datos ocupen el primer lugar en la lista de los 10 principales riesgos en la Encuesta Global de Gestión de Riesgos 2021 de Aon. 

Impacto de la pandemia del COVID 2019

Al analizar la encuesta, la pandemia tuvo un claro impacto en las principales preocupaciones de los responsables de la toma de decisiones encuestados por Aon. Tal vez no resulte sorprendente que el riesgo de pandemia / crisis de salud se haya situado por primera vez entre los 10 primeros puestos, ocupando el séptimo lugar, frente al puesto 60 que ocupó en la última encuesta bianual de Aon en 2019.

Otros riesgos del top 10 que reflejan el impacto de la pandemia son los riesgos de interrupción de negocio, las exposiciones de la cadena de suministro y los riesgos económicos.

Negocio cerrado como consecuencia de la pandemia del Covid 19

“Alta incertidumbre, volatilidad y riesgos interconectados, son conclusiones que arroja la encuesta de riesgos este año. Riesgos que parecían hace unos años lejanos como Cyber, cadena de suministro, pandemia, continuidad de negocio, efectos del cambio climático y otros muchos, no están ya nunca más en el horizonte y; si bien la preparación ha mejorado respecto a la edición anterior y hay más información de riesgos disponibles; el grado de preparación es todavía insuficiente y las pérdidas sufridas se han incrementado como consecuencia del COVID19.”, afirma Fernando Caballero, Managing Director de Global Risk Consulting de Aon para España.

“Además de la necesidad de estudiar las posibilidades de transferencia al mercado asegurador y ver el óptimo entre retención y transferencia; nos enfrentamos a unas condiciones de mercado asegurador que hacen que la gerencia de riesgos tome una derivada muy importante. La gestión de riesgos se aleja de la transacción o de la administración y cobra una vertiente estratégica, impulsado por el entorno y las demandas de gobierno corporativo, necesitando una auténtica gestión de los mismos; desde la identificación a las opciones de tratamiento del riesgo para poder tomar las mejores decisiones informadas con información de riesgos disponible.”

Datos y Muestra

La Encuesta Global de Gestión de Riesgos 2021; ha obtenido respuestas de 2.344 responsables de la toma de decisiones sobre riesgos de 16 sectores industriales; que representan a pequeñas, medianas y grandes empresas de 60 países. El informe detalla los principales riesgos y ofrece orientación para afrontarlos.

Los 10 principales riesgos

Encuesta global de gestión de riesgos 2021: 10 principales riesgos actuales
Fuente: Lista de los 10 principales riesgos. Extraído de la Encuesta Global de Gestión de Riesgos de Aon de 2021 (GRMS)

1. Ciberataques / violación de datos

Los encuestados en nuestro estudio de 2019 clasificaron los ciberataques / violación de datos en el sexto lugar. Desde entonces, han llegado a considerarlos como una epidemia en sí misma.

Clasificación del ciberriesgo en años anteriores
Fuente: Clasificación del ciberriesgo en años anteriores. Extraído de la Encuesta Global de Gestión de Riesgos 2021 de Aon.

Los ciberdelincuentes no tardaron en aprovechar la transición al trabajo a distancia y los negocios online que tuvo lugar durante la pandemia. Por ejemplo, los ataques de ransomware crecieron dramáticamente, aumentando un 400 % desde el primer trimestre de 2018 hasta el cuarto trimestre de 2020; según el informe Cyber Security Risk Report 2021 de Aon. El informe sugiere que los costes empresariales asociados a los ataques de ransomware podrían alcanzar los 20.000 millones de dólares este año.

El incremento de las pérdidas ha empujado a las ciberaseguradoras a aumentar sus tarifas y reducir su capacidad. Sin embargo, el ciberseguro es sólo una parte de la solución para los ataques online. Las empresas deben esforzarse por seguir el ritmo de los hackers y de quienes inician los ataques de ransomware; invirtiendo en ciberseguridad y evaluando constantemente sus posibles exposiciones.

2. Interrupción de negocio

Clasificación de interrupción de negocio
Fuente: Clasificación de interrupción de negocio en años anteriores. Extraído de la Encuesta Global de Gestión de Riesgos 2021 de Aon.

Las empresas de todo el mundo vieron cómo se paralizaban las operaciones a principios de 2020, cuando los gobiernos impusieron confinamientos y restricciones de viaje para combatir la pandemia de COVID-19.

Esta experiencia, junto con la creciente dependencia de la tecnología y un mundo conectado; cambió la forma en que muchos conciben la interrupción de negocio, reconociendo que tales interrupciones pueden ser sistémicas y no sólo eventos locales. Ese cambio de perspectiva impulsó la subida de la interrupción de negocio al segundo puesto en la clasificación de este año; desde el cuarto lugar que ocupó en 2019.

A medida que la amenaza de interrupción de negocio evoluciona, las organizaciones deben esforzarse por comprender mejor cómo pueden verse afectadas por la nueva amenaza. Deben crear soluciones para hacer frente al riesgo, incluida la transferencia de riesgos adecuada y el fomento de la resiliencia frente a la posibilidad de que se produzcan escenarios extremos más frecuentes que puedan interrumpir el negocio.

3. Desaceleración económica / recuperación lenta

Clasificación de Desaceleración económica
Fuente: Clasificación de Desaceleración económica / recuperación lenta en años anteriores. Extraído de la Encuesta Global de Gestión de Riesgos 2021 de Aon.

La economía mundial se contrajo un 3,2 % en 2020 debido a los efectos de la pandemia, y aunque la recuperación está en marcha, siguen existiendo preocupantes signos de volatilidad. El reciente impacto de la variante delta en la actividad económica demuestra que la incertidumbre sigue acechando a las economías del mundo.

La desaceleración económica / recuperación lenta fue el principal riesgo en la encuesta de 2019; ya que los líderes empresariales observaron la posibilidad de una recesión inminente.

Ante la continua incertidumbre económica, las empresas deben buscar formas de mantener y aumentar los ingresos, controlar los gastos y tomar medidas para crear operaciones y fuerzas laborales resilientes. Un sólido programa de gestión de riesgos empresariales puede contribuir a esa resiliencia y ayudar a mejorar la competitividad y la agilidad de las empresas.

4. Riesgo en precio de productos básicos / escasez de materias primas

Clasificación de riesgo en precio de productos básicos
Fuente: Clasificación de riesgo en precio de productos básicos/ escasez de materia prima en años anteriores. Extraído de la Encuesta Global de Gestión de Riesgos 2021 de Aon.

Las interrupciones de la actividad manufacturera y de consumo, junto con las interrupciones del transporte y los cierres de puertos en los primeros días de la pandemia, provocaron una escasez de materias primas y productos básicos. Ahora, mientras las empresas buscan volver a los niveles normales de actividad; muchos productores de productos básicos no pueden seguir el ritmo de la creciente demanda.

¿El resultado? El riesgo en precio de productos básicos / escasez de materias primas alcanzó su nivel más alto en nuestra encuesta, desde el séptimo lugar que ocupó en 2019. Mientras las empresas esperan a que la oferta de productos básicos se reequilibre con la demanda; existe la incertidumbre de si la economía mundial ha experimentado cambios fundamentales que vayan a provocar un aumento permanente de los precios de algunos productos básicos y materias primas, alimentando la inflación.

En este entorno de riesgo, las empresas tendrán que tomar medidas como la aplicación de un seguimiento detallado de los costes; el examen de diversos escenarios y el aprovechamiento de los análisis de riesgo. Mientras tanto, los departamentos de adquisiciones deben esforzarse por ser ágiles y familiarizarse con toda la gama de oportunidades de cobertura.

5. Daño a reputación / marca

Clasificación daño a reputación/marca en años anteriores.
Fuente: Clasificación daño a reputación/marca en años anteriores. Extraído de la Encuesta Global de Gestión de Riesgos 2021 de Aon.

A medida que avanzaba la pandemia de COVID-19; algunos observadores sugirieron que ésta podría ofrecer una distracción de los eventos que suponen una amenaza para la reputación. No obstante, al observar las repercusiones negativas que muchas empresas experimentaron en 2020 como resultado de diversos eventos, errores y transgresiones, se demostró que la amenaza a la reputación seguía en plena vigencia.

El daño a la reputación y la marca ha bajado un poco en la clasificación de este año, desde el segundo puesto en 2019; pero la amenaza sigue siendo importante. Un estudio conjunto de Aon y Pentland Analytics reveló que una crisis de reputación importante hace que los accionistas de una empresa pierdan una media del 26 % del valor en algún momento del año posterior a la crisis.

Dada la repercusión de las redes sociales en la rapidez y la difusión de noticias potencialmente perjudiciales para la reputación; las empresas deben identificar sus exposiciones y hacer que el tratamiento de las mismas forme parte de sus programas de gestión de riesgos empresariales. El análisis de escenarios y el desarrollo y prueba de planes de respuesta también pueden reducir el riesgo.

6. Cambios regulatorios / legislativos

Encuesta global de gestión de riesgos 2021: Clasificación cambios regulatorios/ legislativos
Fuente: Clasificación cambios regulatorios/ legislativos en años anteriores. Extraído de la Encuesta Global de Gestión de Riesgos 2021 de Aon.

El panorama regulatorio mundial para las empresas es cada vez más difícil. Con los gobiernos de todo el mundo tratando de aumentar su autoridad en ámbitos como la salud pública, los mercados financieros, el cambio climático, la fiscalidad y la tecnología, es probable que aumente la complejidad regulatoria.

Ante ese entorno regulatorio; los encuestados colocaron los cambios regulatorios y legislativos cuatro puestos arriba en la clasificación de este año, desde el décimo puesto en 2019. A medida que las leyes y regulaciones se vuelven más amplias y detalladas, el riesgo de incumplimiento se vuelve más grave.

El riesgo regulatorio debe ser un elemento de los programas de gestión de riesgos empresariales de la organización. Las organizaciones multinacionales deben desarrollar esfuerzos integrados de cumplimiento global que puedan responder rápidamente a los entornos de aplicación en varias jurisdicciones. Y el equipo de cumplimiento debe participar en el desarrollo del producto, la evaluación de riesgos y la fase de diseño para garantizar el cumplimiento en mercados diversos.

7. Riesgo de pandemia / crisis sanitaria

Clasificación riesgo de pandemia/ crisis sanitaria en años anteriores
Fuente: Clasificación riesgo de pandemia/ crisis sanitaria en años anteriores. Extraído de la Encuesta Global de Gestión de Riesgos 2021 de Aon.

Mientras siguen abordando las amplias y numerosas repercusiones de la pandemia de COVID-19; los encuestados en nuestro estudio de 2021 reconocen claramente la amenaza potencial del riesgo de pandemia y crisis de salud. Este riesgo ha mostrado una enorme subida en la encuesta de este año, situándose en el top 10 después de estar en el puesto 60 en 2019.

La naturaleza de la crisis actual está poniendo a prueba a los líderes empresariales de nuevas maneras. Esta pandemia cambiará tanto a los países como a las empresas, a medida que cambien los comportamientos de los consumidores, se reformen las cadenas de suministro, se reinventen los modelos empresariales y cambien las expectativas de los gobiernos.

Para todas las organizaciones que busquen hacer frente a este riesgo, la pandemia ha puesto de relieve la importancia de cuatro componentes clave de la resiliencia: un liderazgo que proporcione una sensación de seguridad y un propósito común; una comunicación precisa, honesta y frecuente; el uso de la información disponible para elaborar nuevos modelos de negocio, métodos operativos y canales de comunicación, adaptándose según sea necesario; y el uso de los datos para crear fuerzas laborales ágiles y resilientes.

8. Fallo en la cadena de suministro o la distribución

Encuesta global de gestión de riesgos 2021: Clasificación riesgo de fallo en la cadena de suministro o la distribución
Fuente: Clasificación riesgo de fallo en la cadena de suministro o la distribución en años anteriores. Extraído de la Encuesta Global de Gestión de Riesgos 2021 de Aon.

Además del impacto de la pandemia de COVID-19 en las cadenas de suministro, otras causas como el cambio climático, las catástrofes naturales e incluso un buque portacontenedores atascado en el Canal de Suez han provocado otras interrupciones. Por ello, los responsables de la toma de decisiones sobre riesgos han situado el fallo en la cadena de suministro o la distribución entre los 10 principales riesgos en la encuesta de este año; desde el puesto 12 que ocupó en 2019.

Otros peligros también pueden amenazar las cadenas de suministro, como los ciberataques, la inestabilidad política; los fallos crediticios y los retiros de productos. Dado que los consumidores y los gobiernos prestan cada vez más atención a las cuestiones medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG), el riesgo de ESG podría suponer una futura amenaza para la cadena de suministro.

Para reducir el impacto de los riesgos de la cadena de suministro, las empresas deben adoptar una visión integral de sus cadenas de suministro. Deben esforzarse por comprender toda la longitud de su cadena de suministro y las conexiones de la misma. En muchos casos, los datos y la tecnología de sensores pueden proporcionar información sobre las cadenas de suministro que antes no estaba disponible.

9. Aumento en la competencia

Encuesta global de gestión de riesgos 2021: Clasificación aumento en la competencia en años anteriores.
Fuente: Clasificación aumento en la competencia en años anteriores. Extraído de la Encuesta Global de Gestión de Riesgos 2021 de Aon.

El riesgo del aumento en la competencia ha sido durante mucho tiempo uno de los 10 principales riesgos de la Encuesta Global de Gestión de Riesgos de Aon. Aunque ha descendido en la clasificación de este año, desde el quinto puesto en 2019, es probable que esto tenga más que ver con la creciente preocupación de los encuestados por otros peligros resaltados por la pandemia de COVID-19.

Hay una serie de factores que pueden influir en la posición competitiva de una organización. Su propia resiliencia comparativa, los nuevos competidores, los cambios en las tendencias de los consumidores, los avances tecnológicos, los cambios regulatorios, las tendencias económicas y los cambios en las estrategias de los competidores pueden influir.

Ante el riesgo de aumento en la competencia; las organizaciones deben identificar todos los factores que pueden provocar una pérdida de cuota de mercado y tomar medidas para abordarlos. Una vez identificadas las áreas que podrían afectar a su posición competitiva, una empresa puede tomar medidas para hacer frente a esas posibles amenazas. Mientras tanto, la incorporación de estos conocimientos al programa de gestión de riesgos de la organización puede contribuir a aumentar la resiliencia.

10. Incapacidad para innovar / satisfacer las necesidades de los clientes

Clasificación incapacidad para innovar
Fuente: Clasificación incapacidad para innovar / satisfacer las necesidades de los clientes en años anteriores. Extraído de la Encuesta Global de Gestión de Riesgos 2021 de Aon.

La innovación es fundamental para el éxito futuro de las empresas. Un aspecto positivo de la pandemia de COVID-19 ha sido el éxito de los esfuerzos de muchas organizaciones por desarrollar nuevos productos y servicios para hacer frente a los desafíos de la pandemia, unas innovaciones que pueden desempeñar un papel importante en sus negocios en el futuro.

Las empresas reconocen claramente la amenaza que supone no innovar o no estar a la altura de las necesidades de los clientes. El riesgo ha formado parte del top 10 desde 2011, ocupando el número 9 en 2019.

La innovación implica dar un paso hacia lo desconocido. Las organizaciones deben sentirse más cómodas con la incertidumbre y la ambigüedad, aspectos fundamentales del proceso de innovación. La falta de resiliencia, el retraso en la capacidad digital o el fracaso en la gestión de la volatilidad pueden perjudicar la capacidad de innovación de una organización, lo que subraya la importancia de los programas de gestión de riesgos empresariales eficaces y completos para ayudar a las organizaciones a innovar con éxito y a anticiparse y satisfacer la demanda de los clientes.

Triunfar en un mundo de riesgos interconectados

Al poner de manifiesto la interconexión de un gran número de riesgos, la pandemia de COVID-19 ha demostrado que prepararse para cada riesgo por separado es insuficiente. En el mercado global actual, una variedad de peligros puede plantear amenazas sistémicas y debe evaluarse, gestionarse y supervisarse de forma integrada a nivel de la empresa.

Encuesta global de gestión de riesgos 2021: Sinergia de equipo de trabajo

Las organizaciones que adoptan este enfoque a nivel de la empresa deben centrarse en tres prioridades clave para fundamentar su toma de decisiones en la gestión de riesgos: comprender las nuevas formas de volatilidad que afectan a su negocio, considerar nuevas alternativas de capital que puedan apoyar la asunción de riesgos al tiempo que preservan el capital existente, y crear una fuerza laboral y un lugar de trabajo resilientes en los que los empleados estén mejor preparados para afrontar los retos futuros.

Accede al informe completo interactivo >>


Comparte esta Noticia

Comparte esta Noticia

Noticias Relacionadas

Loading Posts...