Newsletter
Loading Posts...
ciberseguridad

Prácticas de empleo indebidas: Un nuevo riesgo que gestionar

Octubre 04, 2018

Probablemente el título no está bien escogido. Es decir, siempre han existido prácticas de empleo indebidas en el ámbito empresarial, y entendiendo éstas como el conjunto de actuaciones vinculados a malos tratos de palabra u obra que generan un entorno de trabajo intimidatorio, hostil u ofensivo; así como la discriminación, la privación improcedente de oportunidades de carrera profesional, la evaluación negligente, la difamación; y también el despido, la baja o la finalización de una relación laboral de forma injusta o improcedente.

Autora: Carmen Segovia (Directora Líneas Financieras Cataluña y Baleares. Responsable nacional de Ciber Riesgos)

¿Qué es lo que ha cambiado para hablar de esto cómo un riesgo a gestionar?

Es inevitable recurrir a la tesis desarrollada por la socióloga, especialista en el impacto social de la tecnología, Zeynep Tufecki, para explicar qué ha sucedido para que hoy hablemos de las prácticas de empleo indebidas como un riesgo a gestionar, cuando es una situación que se ha producido desde siempre.

A muchos nos es familiar el nombre de Tufecki tras haber leído este verano el post sobre feminismo publicado en Linkedin por Ana Patricia Botín, así como también por su famosa intervención en TED talk en 2014.

Bien, el núcleo de la tesis desarrollada por Tufecki (Twitter and Tear Gas: The Power and Fragility of Networked Protest, Yale University Press. Mayo 2017) pone de manifiesto el poder activista y catalizador de las redes sociales, como compuertas de conexión, capaces de provocar el cambio. Para ello explica cómo los gobiernos autoritarios han conseguido establecerse gracias a la represión y al aislamiento, conduciendo esta situación a una espiral de silencio en la que se da por hecho que los vecinos silenciosos son defensores del régimen.

Hoy las redes sociales, y en este caso, desde 2017, el movimiento social #Me too, cuyo hashtag permite compartir públicamente este tipo de experiencias, contribuye de manera fundamental a que las víctimas no se sientan solas, y, sobre todo, puedan romper con el sentimiento de culpa y vergüenza, que hasta ahora los llevaba a ocultar lo sufrido. En otras palabras, cuesta mucho mantener esa situación de represión y aislamiento que protege al que comete abuso.

Los Seguros de Prácticas de Empleo indebidas cómo herramienta de gestión del riesgo.

A consecuencia de la amplia actividad en las redes, las víctimas tienen una mayor predisposición a denunciar este tipo de situaciones y a denunciar tanto a quien comete abuso como a la propia empresa.

Por otro lado, no podemos centrarnos solo en el movimiento social #Me too; las nuevas políticas empresariales basadas en el Liderazgo femenino y en fomentar una cultura de Diveristy en la organización están contribuyendo a remover los cimientos y hacer aflorar como situaciones injustas, situaciones que antes no eran entendidas como tal.

Cada vez son más los Departamentos de RR.HH que desarrollan protocolos de actuación ante estas denuncias; así como el compliance corporativo empieza a entender esto como un riesgo a gestionar.

Paralelamente, el número de demandas y reclamaciones por daños y perjuicios, que se derivan de estas situaciones, está creciendo, lo que provoca el interés de las organizaciones en los Seguros de Prácticas de Empleo indebidas.

La finalidad de estas pólizas es cubrir el coste económico al que se enfrenta la empresa para la gestión de esta situación; incluyendo los Gastos de Defensa, Restitución de imagen y la propia indemnización a la que estuviesen civilmente obligados a pagar al reclamante, por lo que pasa a convertirse en una herramienta de mitigación de este tipo de pérdidas y por tanto en un recurso más en la gestión de este riego.

Comparte esta Noticia

Comparte esta Noticia

Noticias Relacionadas

Loading Posts...