Newsletter
Loading Posts...
personas

Coronavirus: impacto económico, empresarial y en las comunicaciones.

Marzo 31, 2020

ℹ INFORMACIÓN RELEVANTE PARA TU EMPRESA

Perspectivas de riesgo y respuesta para las organizaciones

Aon ha creado un site específico para las compañías con el objetivo de dar respuesta y ayudar a mitigar los riesgos ocasionados por el coronavirus (Covid19) en sus negocios: “Cómo mitigar los riesgos”.

Consulta nuestro informe de Gestión del Riesgo CoVid19 para empresas – Aon Consultoría de Riesgos

Sigue nuestras actualizaciones sobre el COVID-19, así como los posibles riesgos para las personas, riesgos del negocios o información a considerar sobre el mercado asegurador en nuestro blog Coronavirus AON.


Contenidos


El 31 de diciembre de 2019 fueron reportados a la Organización Mundial de la Salud varios casos de neumonía en la ciudad china de Wuhan. Días más tarde, las autoridades sanitarias chinas confirmaron que se trata de un agente viral desconocido. Es muy importante conocer las consecuencias de la diseminación global de esta nueva enfermedad causada por un coronavirus.

¿Qué se debe saber acerca del coronavirus?

La Organización Mundial de la Salud declaró el 31 de enero de 2020 que la enfermedad causada por este coronavirus es una Emergencia de Salud Pública de Carácter Internacional. Dichas declaraciones han ido acompañadas de una serie de medidas a aplicar en aeropuertos, pasos terrestres y puertos. Están destinadas a evitar la propagación de la enfermedad y las restricciones desproporcionadas.

¿Qué es el coronavirus?

Los coronavirus son una familia de microorganismos que causan enfermedades de tipo respiratorio. Entre ellas el MERS-CoV y el SRAS, que en su momento generaron grandes pérdidas materiales. El nuevo virus no está clasificado formalmente aún, pero la OMS ha designado un nombre provisional: CoVid-2019

El impacto económico de la enfermedad

Como ha ocurrido anteriormente, este tipo de emergencias tiene repercusiones globales que pueden afectar a cuestiones como los seguros o los viajes internacionales, pues tienen un importante impacto económico y generan tensiones políticas. Representan un reto para la gerencia de crisis dentro de las organizaciones empresariales.

El efecto en la economía puede verse claramente en China. La «fábrica global», como se la conoce por su poder de exportación, mantiene su actividad productiva y comercial detenida en varias regiones. El índice compuesto de Shanghái retrocedió un 8 % en los primeros días de febrero de 2020, y el Banco Popular de China ha tenido que tomar medidas extraordinarias.

Seguros de viajes

Los brotes de enfermedades infecciosas como el CoVid-2019 generan una inquietud natural en las personas a la hora de viajar a los países donde se han registrado casos confirmados. Por ello son frecuentes las suspensiones de vuelos, tanto privados o turísticos como de negocios. Por otra parte, existe el temor justificado de que en determinadas ciudades el gobierno pueda imponer de forma súbita medidas de cuarentena, como ocurrió con Wuhan.

devolucion del importe del vuelo
Aon Premium garantiza el 100% de la devolución del importe del vuelo en todos los casos.

La preocupación es evidente en muchos viajeros debido a que algunas compañías aseguradoras no están cubriendo las devoluciones del importe de estos vuelos, aunque exista la obligación de hacerlo. La especialista en el área de seguros del sector turismo, Katia Estace, afirma que «el producto Aon Premium garantiza el 100 % de las devoluciones en todos los casos». Esto incluye cancelaciones por desistimientos involuntarios o fuerza mayor, incluyendo el miedo a viajar a un lugar como China.

Katia Estace, directora de Aon Travel, nos responde todas las dudas acerca de las cancelaciones de viaje por Coronavirus

“Me preguntan mucho qué pasa cuando has contratado un viaje a China o Italia cuando aún no estaba declarada la epidemia por Coronavirus; si vas a recuperar tu dinero. Tienes que mirar qué seguro tenías contratado. Si tu seguro incluía la devolución por fuerza mayor que cubra la epidemia lo vas a recuperar. ¿Existen seguros que lo cubren? La respuesta es sí. Siempre y cuando tengas contratada la cobertura antes de que se produzca la declaración de epidemia en el país de destino o zona.”Katia Estace, Directora de Aon Travel

Empresas con expatriados en países afectados

Es muy habitual en el mundo empresarial que se cuente con planes de prevención y de respuesta a contingencias para expatriados. Sin embargo, desde que la OMS declaró la alerta mundial estas previsiones se han visto desbordadas.

Se trata ahora de un problema colectivo, ya no individual, por lo que trasciende a las empresas. A esto se añade la cancelación de vuelos, lo que ocasiona situaciones de personas atrapadas en aeropuertos. Y eso sin contar a las que quedan retenidas por encontrarse en las zonas de cuarentena.

Los complicados procesos de expatriación están a cargo de los organismos oficiales, tanto en los países de destino como en los de origen. Para el 31 de enero de 2020 llegaron de China a Madrid 20 españoles repatriados que se encuentran en aislamiento, aunque las pruebas realizadas dieron resultados negativos en todos ellos.

Al respecto de estos casos, en estos momentos frecuentes en lo referente a China, Italia y demás países afectados, Aon está capacitada para asesorar y brindar información en todas las etapas del procedimiento. Javier Flores, especialista en la materia, enfatiza que «lo más importante es la comunicación fluida y diaria y el establecimiento de protocolos». Lo prioritario, estima, es «seguir ante todo las recomendaciones de la OMS» y recalca que «desde el punto de vista de la movilidad internacional, el coronavirus (COVID – 19) tiene un impacto directo en el viajero frecuente, así como en el colectivo expatriado, aspectos fundamentales que debemos considerar en estos casos, es la cobertura de asistencia sanitaria, la posible evacuación, repatriación, inmovilización forzada y la posible cancelación del viaje, donde se esencial contar con esta cobertura en la póliza, antes de la declaración de emergencia internacional por parte de la OMS.
Respecto a la asistencia sanitaria, es primordial conocer el producto que tenemos contratado y saber si existe cobertura para los supuestos de pandemias, epidemias, catástrofes naturales…».

Crisis management y daños colaterales

Toda empresa debe contar con un gabinete de crisis que mantenga protocolos tanto para las repatriaciones como para las evacuaciones. Estas últimas no se hacen por motivos médicos, sino políticos; por ejemplo, a raíz de una revuelta causada por la mala gestión de una pandemia. 

La especialista en crisis management Victoria Ambrona informa de que, «aunque las responsabilidades siguen siendo de las empresas, Aon puede asesorarlas en materia de repatriaciones». Y esto se aplicaría también en el caso remoto de que las embajadas dieran aviso de evacuar.

Dentro de las organizaciones, la gestión de crisis debe abarcar aspectos como las comunicaciones en el marco de estas situaciones, la división de responsabilidades y la identificación de las autoridades locales clave. Los aspectos más trascendentales que han de cuidarse son la continuidad del negocio, los activos comerciales, los empleados, los clientes y las cadenas de suministro.

La gerencia de crisis debe también enfocarse al riesgo de que estos acontecimientos afecten a la eficiencia del trabajo. En lo que respecta a la fuerza laboral existen factores como el estrés añadido, la afectación emocional, las dificultades en el trasporte y las comunicaciones, el absentismo y la suspensión de beneficios; todas ellas hacen descender la productividad.

Las cadenas de suministros también pueden verse afectadas por las prohibiciones para importar y exportar desde o hacia lugares donde hay una fuerte incidencia de la enfermedad. Así pues, entran más factores en juego: por ejemplo, las dificultades en el transporte, en las comunicaciones y en los procesos administrativos.

Continuidad del negocio

Cuando se elabora un Plan de Continuidad de Negocio se consideran entre los escenarios relacionados con Pandemias:

  • Imposibilidad de acudir a centros de trabajo: se contempla el escenario de teletrabajo (según tipología de actividad y empresas, se puede llevar a cabo en mayor o menor medida: servicios oficinas si, industrial más complicado.
  • Bajas de perfiles de empleados: identificación de los perfiles clave / perfiles alternativos.
  • Desabastecimiento proveedores (Supply Chain): análisis de la cadena de suministro identificando los proveedores clave y estableciendo proveedores alternativos. Esto, según la tipología de riesgo, se identifican proveedores locales o globales (riesgo catastrófico / pandemias implica ampliar la búsqueda de proveedores más global).

Estos servicios son previos a la contingencia y te permiten que cuando ocurra el incidente, disponer de un plan alternativo que permita, en mayor o menor medida según lo preparado / implementado / gravedad incidente, recuperar / mantener la actividad de negocio.

Las medidas para impedir el contagio de los empleados incluyen extremar las medidas de higiene, fomentar el teletrabajo, mantener solamente los procesos necesarios, suspender reuniones, minimizar el contacto personal y cancelar viajes.

Implicaciones en el área de ciberseguridad

La preocupación por la propagación del coronavirus ha desencadenado la mayor movilización de «teletrabajo» de la historia. En esta situación, Aon les facilita unas pautas de medidas prácticas que pueden acometer para mantenerse ciber-resilientes en medio de esta crisis.

Los esfuerzos por contener y evitar mayor propagación del brote de Coronavirus (COVID-19) está ocasionando interrupción de la actividad de las empresas además de cierto grado de miedo y confusión entre la comunidad de empleados.  Empresas de todo el mundo, incluyendo las empresas españolas, están activando sus planes de contingencia y continuidad de negocio, permitiendo o dando instrucciones a sus empleados para que trabajen desde casa.

Esto significa que hoy en día millones de personas están trabajando a distancia, y que por lo tanto es crítico que las redes sean tanto operativas como seguras. 

Descubre qué medidas podemos adoptar para proteger a nuestros empleados frente a ciberataques.

Fomentar el teletrabajo, una de las medidas para impedir el contagio de los empleados 

Impacto del Coronavirus (Covid 19) en el seguro de D&O e EPL

Responsabilidad Civil de Administradores y directivos

La incertidumbre del coronavirus y su propagación, está afectando de forma directa a los gobiernos de las empresas, y en especial, a su preocupación por mantener no solo la continuidad del negocio, sino también la seguridad de sus empleados.

Está claro que la gestión de una contingencia sobrevenida como es el coronavirus, no es una labor fácil para el dueño de una empresa, independientemente de su tamaño. Recordamos, que la principal obligación de cualquier administrador o consejo de administración, es su deber de diligencia. Este compromiso establecido en la Ley de Sociedades de Capital (Artículo 255), matiza que los administradores deberán desempeñar su cargo y deberes “con la diligencia de un ordenado empresario”; añadiendo a tal obligación, el hacerlo con la dedicación adecuada y adoptando las medidas precisas para una buena dirección y control de la sociedad.

Es fácil preguntarse hasta dónde se extiende el criterio de adecuación o precisión de medidas. Bien, la misma ley (Artículo 236) nos deriva a los supuestos de responsabilidad de los administradores, donde estos responderán ante terceros del daño causado por sus actos u omisiones contrarios a le ley o estatutos, o por los realizados incumpliendo los deberes inherentes a su cargo, siempre y cuando haya intervenido dolo o culpa. Es difícil objetivar este tipo de situaciones, pero el conocimiento de una situación de emergencia a la salud pública y la consecuente adopción (o falta de adopción) de medidas de control y seguridad para evitar la propagación en la empresa, o en terceros, puede ser un claro ejemplo de responsabilidad, si su gestión no es apropiada. Situación que además podría agravarse según el tipo de empresa, industria y actividad, en la medida en la que la probabilidad de propagación por contagio a terceros sea más elevada (sectores que ofrecen un servicio al público o manipulan/suministran alimentos).

Es fundamental por tanto, la implicación del equipo directivo junto al resto de Comités y áreas internas, en la prevención, control y adecuación de las medidas de seguridad para garantizar la salud de sus empleados.

Prácticas de empleo indebidas por la Sociedad

Además de las obligaciones de actuación o supervisión del Órgano de Gobierno de la Sociedad, tal y como prevé la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, existe la responsabilidad de la propia empresa de velar por la seguridad de sus empleados.

Claramente los riesgos para la empresa son elevados e incluyen la necesidad en velar por la salud de sus plantillas, adecuación de equipos de trabajo, seguridad laboral, velar por la salud de los expatriados, medidas de movilidad de la plantilla/flexibilidad, formaciones, interrupciones de negocio o disminución de la actividad, o entre otras, la alteración de los horarios de atención a clientes.

En los planes de control y prevención de riesgos, es importante que su aplicación sea homogénea a todos los empleados de la sociedad. Los seguros de prácticas de empleo indebidas para la empresa (conocidos por sus siglas “EPL” o Employment Practices Liability) tienen como principal objeto de cobertura las reclamaciones que derivan de eventos tales como el acoso laboral, discriminación (edad, religión, sexo, origen, raza, estado civil…), trato injusto, acoso moral en el trabajo, negativa injustificada de empleo o represalias.  La principal exposición para las empresas a reclamaciones de este tipo en relación al coronavirus, sería la posible percepción por parte del empleado de inconsistencia en la aplicación de medidas y protocolos, incluyendo la acomodación del lugar y entorno de trabajo, o flexibilidad en los contratos laborales, dando lugar a demandas por discriminación y/o represalias. Dada la internacionalización de los negocios, es cada vez una labor más complicada la homogeneidad de normas internas. Si bien, en eventos de tal sensibilidad como es el coronavirus, es importante que las empresas sigan directrices globales uniformes en la aplicación de sus protocolos, garantizando la igualdad de trato de sus empleados, independientemente del área geográfica, y posición o categoría laboral.

Negociación de ERTEs con conciencia humana

La crisis sanitaria de Coronavirus COVID-19 va a llevar a muchas empresas y trabajadores a la situación límite de negociar Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).  Si bien el mecanismo no es nuevo en nuestro ordenamiento jurídico, si lo es el contexto social en el que se moverán estas negociaciones. Nunca antes habíamos vivido una crisis financiera provocada por una crisis sanitaria del nivel actual.

No es menos cierto que, una vez más, estamos demostrando que de todas las crisis surgen oportunidades y la explosión de solidaridad, gratitud y creatividad para protegernos unos a otros y ayudarnos en este trance está siendo abrumadora.

Es aquí cuando los beneficios sociales ofrecidos hasta este momento por la empresa, cobran especial relevancia, ya que formarán parte de las conversaciones y negociaciones para determinar de qué manera podemos mitigar el impacto traumático y económico para los trabajadores que estos ERTEs implican.

Sigue leyendo a nuestra experta en el artículo «Una crisis que nos lleva a sacar nuestro lado más humano«

Carmen Burgos Casas, Executive Director Health Solutions en Aon

El coronavirus CoVid-2019 genera una enfermedad altamente contagiosa. Muchos países y empresas son conscientes de que, debido a la globalización, el impacto que esto está causando no solo en los países afectados sino en el mundo entero podría ser muy elevado, y no solo a nivel sanitario.

Contenido de interés:

Puede dirigir sus consultas a nuestros especialistas a través de dirección.markcom@aon.es

Comparte esta Noticia

Comparte esta Noticia

Noticias Relacionadas

Loading Posts...