Newsletter
Loading Posts...
riesgos

Las claves para afrontar el Brexit: la incertidumbre y el riesgo financiero

Febrero 01, 2019

Un no muy lejano verano de 2.016, Reino Unido parecía ser capaz de gestionar, en menos de un mes, la crisis política que provocaron aquellos polémicos resultados del referéndum sobre la salida de la Unión Europea. De esta forma, lograba sembrar la incertidumbre y el riesgo financiero por toda la Comunidad Europea. ¿Qué iba a pasar entonces?

Frente a cierto grado de incertidumbre nos seguimos enfrentando hoy en día, respecto a la situación de Reino Unido con la Unión Europea. No solo se trata de la incertidumbre y el riesgo financiero, pues los Tratados que este país había ratificado también colgaban por el territorio inglés.

¿Cómo se llegó a sembrar la incertidumbre y el riesgo financiero en UK?

Los Tories, en el gobierno, se habían mantenido neutrales como partido durante la campaña con objeto de que sus miembros pudiesen apoyar la opción que creyeran conveniente.

Sin embargo, el resultado, contrario a los postulados del Primer Ministro, supuso su dimisión. Una nueva premier, la señora May, asumió el liderazgo ya con el Brexit como tarea más importante, y nada más tomar posesión en julio, expuso unas líneas de actuación claras.

En lo político, dejar atrás el debate, unir al partido conservador y afrontar inmediatamente el proceso de salida.

En lo técnico, dio instrucciones públicamente a todas las ramas de la administración para que sumiesen el reto de demostrar su competencia, diseñando todo el proceso burocrático durante los siguientes diez meses.

En la práctica, y en lo que nos ocupa en Aon, los resultados de este trabajo nos han permitido prever diferentes escenarios para nosotros y aportar una capa de información adicional para nuestros clientes.

Y, por supuesto, los casi tres años de margen antes de la fecha de salida, han permitido a las empresas identificar la incertidumbre y el riesgo financiero, y hasta cierto punto, planes de actuación.

Consecuencias de sembrar la incertidumbre y el riesgo financiero en un país como UK

Como expuso Eddie McLaughlin, Director Comercial de EMEA, de Aon: “Las compañías que hacen negocios con socios en el Reino Unido deben considerar el posible impacto en el coste y la disponibilidad de los productos y lo que sucederá con los servicios transfronterizos”. Esta consideración, en el caso de las multinacionales, ha supuesto el traslado de inversiones y creación de sociedades hacia zonas de la Unión Europea. Todo ello a causa de la incertidumbre y el riesgo financiero creado en perjuicio de estos inversores y multinacionales.

Sin embargo, el proceso técnico y el calendario, más o menos desahogado, que podía inferirse de la declaración de intenciones de la Primera Ministra ha venido realizándose en paralelo a un proceso político que en el momento de escribir estas líneas aún no se ha definido en su cuestión principal.

La Premier, que consiguió vencer en unas difíciles elecciones anticipadas y pudo gestionar las primeras fases a toda máquina, ha encontrado resistencia entre los euroescépticos de su propio partido, y por supuesto entre la oposición, contraria a su acuerdo inicial de salida de la Unión.

En el otro lado de la mesa de negociación, el margen de maniobra no es mucho mayor. Los gestores de la Unión Europea esperan las votaciones del parlamento inglés en los días en los que el Banco Central anuncia el final de la política de estímulos monetarios y con éste, una situación poco propicia para realizar concesiones al Reino Unido.

El parlamento británico espera realizar sus votaciones definitivas sobre el acuerdo en la tercera o cuarta semana de enero, apenas unas semanas antes de la fecha de salida, y los términos del acuerdo final o, mejor dicho, la propia existencia de este acuerdo, son inciertos.

Así las cosas, la única certeza hoy es que el Reino Unido deja de pertenecer a la Unión Europea el próximo 29 de marzo de 2.019, casi a la vuelta del parón navideño.

La incertidumbre y el riesgo financiero del Hard Brexit

Y la cuestión más relevante para nuestros clientes, si vamos a encontrarnos ante el temido Hard Brexit o van a existir procesos de transición más regulados para el sector asegurador – y el resto de las industrias – es algo que no está claro. Esto multiplica los escenarios sobre los que hemos tenido que trabajar.

Aon ha creado un grupo de trabajo internacional formado por integrantes de diferentes áreas para monitorizar la evolución de la situación y tener previstas las mejores posibles soluciones para cada cambio.  

En el mundo del seguro, simplificando, la incertidumbre y el riesgo financiero pueden afectarnos si tenemos riesgos asegurados por Compañías del Reino Unido bien actuando en libre prestación de servicios o a través de sus sucursales en España. O en el caso contrario, si tenemos riesgos en el Reino Unido asegurados desde España.

Dado el temor al Hard Brexit que, cómo explicábamos, se ha ido tornando cada vez más justificado, las principales aseguradoras han decidido directamente transferir las pólizas de su entidad del Reino Unido a una Sociedad Europea. Pero no todas llegan a tiempo de realizar este proceso antes del 29 de marzo.

Esta serie de dudas que plantea el futuro con la salida del Reino Unido de la Unión Europea exige ser muy proactivo, estar en constante formación y en continuo seguimiento de todos los aspectos para generar datos que ayuden a reducir la incertidumbre y el riesgo financiero. En este punto, dejarse asesorar por expertos marcará la diferencia.

En Aon, puedes solicitar servicios de asesoría y consultoría de riesgo y seguros sobre tu empresa. Si estás interesado, o quieres realizarnos cualquier tipo de consulta, no dudes en ponerte en contacto.

Rocío Chacón, PMO en Aon España

Comparte esta Noticia

Comparte esta Noticia

Noticias Relacionadas

Loading Posts...